vehiculo

¿Buscando un coche de empresa? Consulta un informe de vehículo para obtener información

Las ventajas de disponer en tu compañía de uno o varios coches de empresa son muchas. La primera y principal, el ahorro en las gestiones y el coste de tener que alquilar vehículos para realizar transportes. Además, es posible controlar mejor el gasto en gasolina de los empleados que necesiten utilizarlos y sustituir los taxis por este medio de transporte. Por esta razón, invertir en vehículos para tu negocio siempre es un paso importante que requiere de un análisis de las diferentes opciones disponibles. Y es que estamos ante una compra que requiere de una reflexión, especialmente cuando nos planteamos comprar uno de segunda mano u ocasión.

Muchas veces, de manera totalmente lógica, podemos desconfiar del pasado y prestaciones del vehículo que nos cuente el vendedor. Porque al hacernos con un coche ya usado, nos arriesgamos a que si no está en el mejor estado pronto pueda comenzar a dar fallos, lo que supondrá asumir gastos extra tras la adquisición que, obviamente, no teníamos contemplados. Por ello, para estar más seguro de si un automóvil de segunda mano es realmente una buena oportunidad, es recomendable solicitar un informe de vehículo, reporte que contiene los datos de cualquier coche de España. Solo tendrás que aportar la matrícula del auto que te interese y recibirás toda la información relacionada del Registro de la Dirección de Tráfico. Además de ahorrarte problemas en el futuro, estarás al tanto de toda la información necesaria para calendarizar sus revisiones y mantenimiento.

¿Qué tipo de información podré encontrar en un informe de un coche?

Toda la información incluida en un informe de vehículo es 100% fiable, ya que son datos procedentes de una fuente oficial como es el registro de la Dirección General de Tráfico. Esto te proveerá de mayor seguridad a la hora de adquirir un coche de segunda mano para tu empresa.

Con un informe de vehículo, podrás saber:

  • Quién es el titular actual, ya sea persona física o jurídica. No siempre la persona que está vendiendo el vehículo es el titular, y eso es importante saberlo a la hora de realizar este tipo de compras para evitar riesgos innecesarios.
  • Datos de identificación del vehículo como el bastidor, marca y modelo, de manera que puedas tener la información general completa de tu futuro coche.
  • Domicilio registrado, que normalmente coincidirá con el domicilio del titular.
  • Datos técnicos del vehículo que constan en el registro tales como potencia, combustible, dimensiones, masas máximas, plazas, etc.
  • Municipio en el que abona el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.
  • Procedencia de fabricación del vehículo. Sabrás si el coche ha sido fabricado en nuestro país o en el extranjero.
  • Si está asegurado y el nombre de la compañía aseguradora, importante para conocer si actualmente posee, al menos, el seguro obligatorio necesario para poder circular.
  • Fecha de matriculación y si ha sido rematriculado. Con esta información disponible en el informe de vehículo evitarás fraudes por rematriculación, conociendo la antigüedad exacta del mismo.
  • Historial de compra-ventas del coche. Así, sabrás cuántos propietarios ha tenido.
  • Posibles embargos, cargas y precintos del vehículo, con la fecha, expediente y datos de la autoridad que lo emite para estar al día de las posibles incidencias que el o los conductores del mismo han podido sufrir.
  • Si ha pasado la última Inspección Técnica del Vehículo y la fecha de la misma.
  • El número de kilómetros reales obtenidos en la última ITV, indicando la fecha de la lectura y el origen de la lectura.
  • Información medioambiental del automóvil como el tipo de combustible, la categoría de vehículo eléctrico o híbrido, el consumo de energía eléctrica por km y la autonomía.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *