moroso

Buenas prácticas para evitar caer en un registro de morosidad

Atención máxima

Como empresario/a, dedicas un gran esfuerzo y una parte importante de tu tiempo a cuidar cada detalle para que no se cometan errores y que las jornadas se desarrollen sin sobresaltos. Lo haces porque te interesa que tu negocio marche bien, sin problemas, que tu marca se gane una buena reputación y que todos tus clientes estén satisfechos. Es fácil decirlo, pero también sabes que son muchos los cabos que hay que atar para que todo salga perfecto.

Pagos al momento

En este sentido, uno de los aspectos que más debes mimar es el flujo de cobros y pagos. Y es que tan importante es recibir un cobro a tiempo como cumplir de forma religiosa con tus pagos. De hecho, no pagar en el momento acordado tirará por tierra todos tus esfuerzos y manchará tu buena imagen con la palabra “moroso”, algo de lo que difícilmente se recupera una entidad o profesional. Nadie quiere hacer negocios con un mal pagador: no transmite confianza.

Además, si contraes una deuda impagada con un tercero, es posible que te meta en alguno de los principales ficheros de impagos. Es su forma de avisar a los demás, de prevenirles de ti.

Las listas de la morosidad

Son listas que el resto de empresas bancarias, aseguradoras o proveedoras de servicios consultarán y por las que descubrirán si eres un buen o un mal pagador. De este modo, estar presente en un registro de morosidad es, sin duda alguna, un problema grave de reputación: los demás no se fiarán de ti y muchos no querrán hacer negocios contigo.

Por eso, caer en una lista de morosos como las de ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación), RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) o Badexcug (el fichero de Experian Bureau de Crédito) afectará directamente a la línea de flotación de tu empresa.

Como ves, es importante tomarse los registros de morosidad en serio y evitar a toda costa caer en uno de ellos. Para ello, como dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

Las claves para no caer en un registro de morosidad

En la siguiente infografía te mostramos algunas buenas prácticas para no caer en un registro de morosidad, incluso si tienes dificultades para pagar:

Registro_Morosidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *