rio-de-janeiro-809756_1280

Brasil sigue siendo un interesante lugar donde invertir

Es verdad que en la actualidad Brasil no se encuentra en su mejor momento. A sus actuales perspectivas de crecimiento no muy halagüeñas, se une la inflación, la disminución de los precios de las materias primas y una reducción de la confianza de los inversores. Sin embargo, este “bache” momentáneo no debe desfigurar la amplitud del horizonte ni ocultar las buenas perspectivas a medio y largo plazo de un país que sigue siendo un lugar donde invertir muy interesante para las empresas españolas.

No en vano se ha convertido en la séptima economía más grande del mundo y en las dos últimas décadas ha experimentado un fuerte crecimiento impulsado por la abundancia de los recursos naturales, la producción agrícola y un auge de la fabricación. Por eso, sigue siendo un mercado con interesantes oportunidades de negocio y un lugar muy apto donde invertir para las pymes españolas, que pueden contribuir a solventar las carencias del país y a potencial su crecimiento.

Ahora, un informe que acaba de actualizar la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia vuelve a poner de manifiesto los grandes valores de Brasil, repasando las principales oportunidades comerciales y de inversión que presenta el país. Hay que tener en cuenta que el crecimiento de la clase media, que ya representa el 54% de la población, brinda oportunidades de exportación en los sectores de consumo. Y que, por ejemplo, los planes de concesiones en infraestructuras, la agroalimentación, el agua y las energías renovables son una fuente de oportunidades para las pymes españolas. Veamos algunas de las propuestas más interesantes en estos ámbitos:

Agroalimentación. Hay oportunidades en negocios agroalimentarios, con demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Y en exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Además, se exportan a Brasil cada vez más productos españoles como jamón, embutidos y quesos.

Infraestructuras. Los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales.

Gestión del agua. La fuerte sequía actual abre nuevas e importantes oportunidades en la gestión del agua, donde España es vista como un referente, especialmente en desalación, ahorro y reutilización.

Energías renovables. En energía solar existen oportunidades por la fuerte apuesta del gobierno en este sector. Y en el sector petrolífero, las necesidades de equipamientos para la explotación de los yacimientos petrolíferos ofrecen oportunidades a la industria auxiliar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *