blockchain_logistica

En qué beneficia el Blockchain al sector de la logística

Hace algunas semanas, destacábamos en otro post el potencial que tiene la tecnología Blockchain de transformar el modo en que se realiza cualquier transacción de negocio, con proyectos muy consolidados en segmentos como las finanzas, los transportes o los procedimientos con la Administración Pública. Sin embargo, existe un sector, el de la logística, en el que se abren interesantes posibilidades comerciales para las empresas de cara a los próximos años, en un contexto en el que el impacto de Internet y las transacciones electrónicas ya han supuesto una verdadera revolución a lo largo de la última década.

Por medio de los Smart Contracts se introducirán múltiples ventajas en las distintas complicaciones que pueden surgir a lo largo de la cadena de suministro, eliminando de paso uno de los hitos que más dificulta cada proceso: el papel. De este modo, se optimizarán los procesos permitiendo una mayor accesibilidad a la información y a la documentación, así como desarrollando automatismos entre empresas que hoy en día no existen y que siguen suponiendo largos procedimientos de burocracia.

Un Smart Contract es un contrato que se ejecuta de forma automática, por sí solo. Esto significa que si hay un acuerdo prefijado entre un operador logístico y un establecimiento (como una tienda de distribución de alimentos), el mismo se ejecutará por sí solo, sin el control de la mano humana y sin que nadie pueda influir en él. Asimismo, es inmutable: se distribuye entre todos los nodos de la red sin que pueda ser alterado por alguno de ellos. También es un código de programación, por el que mediante un lenguaje las partes definen el objeto del contrato, las acciones a realizar y sus cláusulas de aplicación.

Impacto en toda la cadena de valor

Blockchain no está controlado por ninguna autoridad y su consulta es anónima, por lo que se mantiene la privacidad. Además, es posible definir redes de Blockchain privadas e identificar a los participantes mediante claves y responder así a las exigencias de entornos empresariales en los que la privacidad y el rendimiento son aspectos importantes. Por otro lado, es la tecnología adecuada para el seguimiento de mercancías de lujo de alto valor, en las que los compradores requieren información del origen y el historial de titularidad, ya que los actuales procesos basados en papel no son capaces de demostrar la autenticidad de los productos.

Una plataforma Blockchain que involucre a todos los agentes de la cadena de suministro, proporcionará capacidad de registro de información (proceso de fabricación, tracking, delivery etc.), funcionando en conjunción con elementos de IoT (sensores, transponders, códigos QR, stickers NFC…) y haciendo uso de Smart Contracts para modelar acuerdos entre las diferentes partes, garantizar que dichos acuerdos son satisfechos o controlar el cumplimiento de regulaciones. La automatización de transacciones de mercancías, pedidos o pagos, el control de la cadena de frío o las regulaciones ambientales son sólo algunos ejemplos del uso de esta tecnología aplicada al segmento de la logística.

La garantía de origen, la trazabilidad y transparencia de productos alimentarios son otros de los  ámbitos en donde el Blockchain está generando un gran interés, con proyectos pilotos ya realizados en el ámbito de suministro de productos cárnicos, pescado o vinos. Esta línea, debido a la creciente demanda de transparencia por parte de los consumidores, y a la necesidad de seguridad y control desde el punto de vista de la salud pública, tiene un considerable potencial de crecimiento y Blockchain se posiciona como un enfoque idóneo para proporcionar valor.

Esta tecnología también permite hacer un seguimiento digital de los productos en cada fase de la cadena de valor, desde los proveedores a los consumidores. La información digital del producto, como el lugar de origen, número de lote, fecha de caducidad o temperatura de almacenamiento, se registran de forma inmutable en la cadena de bloques. Además, tiene la ventaja de que la información guardada ha sido consensuada por los componentes de la red, lo que garantiza la precisión de la información. También se lograrán otros importantes beneficios, como el ahorro de tiempo y dinero, reducir el riesgo empresarial, aumentar la confianza entre proveedores y consumidores, y conseguir una trazabilidad ‘end to end’ de la cadena de valor.

Ventajas del blockchain en logística.

  • Mayor trasparenciagracias al registro y recopilación de información durante toda la cadena de suministro. Los clientes, pero también otros agentes como los auditores, tendrán a su disposición el historial completo de todos los movimientos del producto.
  • Más seguridad:El sistema de encriptado que evita la manipulación de toda la información registrada, así como los posibles fraudes, aporta una seguridad mayor.
  • Mejor comunicación:Esta tecnología permite a los clientes dar respuesta sobre los productos recibidos, conectando la información tanto del proveedor como del fabricante con el usuario final.
  • Fidelización:Conocer, a través de la tecnología Blockchain, el origen del producto adquirido y su recorrido hasta llegar a manos del cliente, aportará un valor añadido a los consumidores que haga que se sientan más seguros con la compañía.
  • Escalabilidad mejorada:Este sistema permite aumentar tanto el número de procesos rastreables como el número de agentes con acceso a dicha información, además de identificar tendencias y ayudar a la compañía a hacer crecer su negocio para dar respuesta al mercado.

Importantes proyectos en marcha

Por el momento, la tecnología Blockchain ha comenzado a presentarse en el sector logístico a través de cuatro categorías: comercio internacional, transporte terrestre de mercancías, trazabilidad de producto y reparto de última milla. Existen iniciativas reales en cada una de esas categorías, por medio de empresas como Maersk, SmartLog, BlockLab, T-Mining, Provenance, Smart AgriFood o en servicios postales de países como Estados Unidos, Canadá o Australia. Maersk, el gigante del transporte marítimo, ha impulsado iniciativas con Blockchain para el transporte internacional de mercancías, con el objetivo de mejorar la administración y trazabilidad de contenedores mediante la digitalización extremo a extremo de la cadena de suministro. Su reto es incrementar la transparencia y conseguir un intercambio seguro y confiable de información entre los socios comerciales, con un notable ahorro de costes.

En el sector del automóvil, dentro del cual intervienen numerosos procesos y actores, hay iniciativas sobre Blockchain en áreas como vehículos autónomos, coche eléctrico, logística y cadena de suministro. Fabricantes como Renault, Toyota o Mercedes están invirtiendo en proyectos que buscan llevar un registro fiable y compartido de todos los eventos ocurridos en el ciclo de vida de un vehículo, desde su producción hasta su historial de revisiones, averías, emisiones y otros datos de interés que puedan servir a la toma de decisiones en aspectos como la sostenibilidad ambiental, la seguridad vial o la reducción de la siniestralidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *