financiar_exportaciones

500 millones para financiar a nuestras pequeñas y medianas empresas exportadoras

financiar_exportaciones

El ICO consolida su estrategia de favorecer la salida al exterior de las PYMEs españolas uniendo esfuerzos con el Banco Europeo de Inversiones.

 

El vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Román Escolano, y la presidenta del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Emma Navarro, firmaron el pasado viernes un préstamo de 250 millones de euros destinado a financiar -con condiciones preferentes- las exportaciones de las PYMEs españolas. Dado que el ICO aportará otros 250 millones adicionales, el importe total que ambos organismo pondrán a disposición de las nuestras pequeñas y medianas empresas exportadoras asciende a 500 millones de euros.

Este préstamo (que, como destaca el comunicado de prensa, constituye la primera colaboración entre el BEI y el ICO para apoyar a la internacionalización de las PYMEs de nuestro país), permitirá financiar parcialmente la Línea ICO Exportadores 2016. Esta línea financia, a su vez, el anticipo de las facturas procedentes de la actividad exportadora a corto plazo de PYMEs y autónomos, así como los costes previos de producción y elaboración de los bienes que exportan.

 

Según sostuvo el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, este préstamo permitirá a las PYMEs españolas obtener la liquidez que necesitan para “poder crecer, exportar y ser más competitivas, lo que contribuirá a la generación de empleo y al crecimiento económico en España”. La misión del organismo al que representa Escolano es la de financiar proyectos que contribuyan a “la integración, desarrollo equilibrado y la cohesión económica y social de los Estados miembros”.

 

Por su parte, la presidenta del Instituto de Crédito Oficial afirmó que “esta operación nos permitirá seguir apoyando la internacionalización de la economía española, uno de los objetivos estratégicos del ICO en los últimos años, en este caso utilizando un instrumento diseñado específicamente para el impulso a la exportación de las empresas.”

 

 

La labor del ICO en pro de la internacionalización de PYMEs durante los últimos años

 

Unos días más tarde de la firma de este préstamo, la presidenta del ICO participaba en una mesa redonda titulada “El imprescindible camino de la internacionalización“, enmarcada en el Congreso de CEDE 2016.

 

Allí, afirmaba que nos encontramos “ante un cambio estructural en España, que va más allá de un fenómeno cíclico, consecuencia de la mejora de la competitividad de nuestra economía” y que en los últimos años, “la actividad crediticia internacional del ICO se ha incrementado notablemente, pasando de representar el 2% en 2012 a suponer más del 35% en el año 2015”. De hecho, en estos últimos 4 años el ICO ha intensificado sus esfuerzos para la internacionalización de las PYMEs españolas diseñando un catálogo integral de productos para cubrir todas las necesidades en su salida al exterior. Así, el ICO se ha posicionado como un actor clave en la financiación al sector exterior, en línea con el cambio estructural de la economía española.

 

El ICO reforzó su estrategia de fomento de la exportación de las empresas con la puesta en marcha de la Línea ICO Exportadores. Esta línea, que el año pasado constituyó una de las mayores novedades dentro de las líneas ICO 2015 destinadas a fomentar la salida al exterior de las empresas, permite facilitar liquidez a las empresas exportadoras mediante el anticipo de las facturas procedentes de su actividad exportadora a corto plazo y la cobertura de sus necesidades de liquidez para cubrir los costes de producción de los bienes que va a exportar. En 2015 permitió financiar las exportaciones de más de 43.000 empresas, por importe de 2.934 millones de euros. Los principales destinos fueron Francia, Alemania, Italia, Portugal y el Reino Unido.

ayudas_subvenciones

Tres momentos clave para pedir ayudas y subvenciones

ayudas_subvencionesLos emprendedores suelen disponer de poco tiempo para cualquier actividad que no tenga que ver directamente con sus problemas y preocupaciones diarias. Pero de vez en cuando también es conveniente pararse a pensar en otras fórmulas que puedan generar un impacto positivo en el negocio, como por ejemplo la petición de ayudas y subvenciones que convocan habitualmente organismos e instituciones públicas y privadas, unas dirigidas a cualquier tipo de empresa y otras centradas en determinadas inversiones o actividades sectoriales.

 

En muchas ocasiones, la dejadez o la carencia de información lleva a las empresas a desaprovechar interesantes oportunidades en forma de subvenciones, que habrían servido para impulsar su actividad. Entre las ayudas públicas, destacan fundamentalmente, las procedentes de la Unión Europea, del Estado y de las Administraciones autonómicas.

 

Cualquier momento es bueno para pedir una ayuda de este tipo, pero existen 3 etapas, o momentos clave, en las que resulta especialmente interesante hacerlo:

 

Antes de comenzar la actividad. En el momento de poner en pie un negocio, es importante recabar información sobre todo tipo de subvenciones; e investigar cualquier posibilidad existente en el sector o actividad concreta a la que nos vamos a dedicar. Algunas dependerán de la localización del negocio, de los puestos de trabajo que se vayan a crear, de los proyectos de investigación y desarrollo que se realicen, de la ubicación de la empresa (por ejemplo, si se encuentra dentro de un parque tecnológico), del tipo de productos o servicios que vaya a producir, etc.

 

Para conocer todas las posibilidades, lo mejor es consultar con los organismos públicos correspondientes, como ayuntamientos, concejalías de área, administraciones autonómicas y nacionales, fundaciones, asociaciones, etc. Eso sí, es importante presentar todas las solicitudes de ayuda antes de llevar a cabo cualquier inversión en la empresa, (incluso a veces antes de constituir la compañía), ya que en caso contrario se podría perder la posibilidad de solicitar la subvención.
Cuando se realizan inversiones. Una vez que la empresa está en marcha, no se habrán acabado las posibilidades de pedir ayudas. Éstas podrán ser solicitadas, especialmente, en determinados momentos especiales como cuando se ponga en marcha una ampliación del negocio, un proyecto de investigación, el desarrollo de un producto, el lanzamiento de más servicios, etc.

 

Hay que tener en cuenta que para realizar todas las actividades indicadas anteriormente, en ocasiones será necesario adelantar el coste de la inversión (aunque luego se recupere gracias a la subvención conseguida), por lo que habrá que encontrar previamente otra fórmula de financiación para ello.

 

Al cambiar los factores. Las condiciones y cuantías de las subvenciones pueden variar en función de numerosos factores: perfil del autónomo, actividad del negocio, grado de innovación, forma jurídica, inversión a realizar, empleo a crear, impacto socioeconómico en su localidad y territorio de implantación, etc. Esto quiere decir que cuando una empresa cambia alguno de estos factores, puede encontrar nuevas posibilidades de conseguir ayudas a las que antes no tenía acceso. Por eso, cuando se produzca una situación de este tipo, deben revisarse de nuevo todas las propuestas existentes en este sentido.

 

Bonus track. 4º momento: En cualquier otro momento. Independientemente de los anteriores, cualquier momento es bueno para intentar conseguir una nueva inyección económica, por pequeña que ésta sea. Debemos tener siempre a mano el Boletín Oficial del Estado (BOE) para estar al tanto de todas las convocatorias publicadas, así como los boletines y diarios oficiales de las comunidades autónomas, sobre todo de aquellas en las que se encuentra nuestra empresa. Cada CC.AA. tiene sus propios programas de subvenciones para autónomos, emprendedores y pymes, y también gestionan fondos europeos para el desarrollo de programas nacionales.

apostar_por_la_nube

Ayudas a autónomos y PYMEs que quieran apostar por ‘la nube’

apostar_por_la_nubeSegún el ‘Informe 2015 Cloud Computing’ del Observatorio Nacional de Tecnologías y Sociedad de la Información (ONTSI), las soluciones de computación en la nube suponen un ahorro del 40% de los costes informáticos para una PYME. Los principales motivos por los que las empresas migran sus servicios a ‘la nube’ son, según el documento, aspectos como las mejoras en la productividad, la movilidad, la flexibilidad y la reducción de costes.

 

Además, según la encuesta de ‘Uso TIC y comercio electrónico en empresas’ del INE, el 15% de las empresas españolas adquirió algún servicio cloud en 2015 (el 71% adquirió servicios de correo electrónico y el 64% de almacenamiento de ficheros)

 

Por ello, esta semana la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Ministerio de Industria) ha presentado el programa “Súbete a la Nube”, gestionado por Red.es y asociado al Programa de fomento de la demanda de soluciones de computación en la nube para pequeñas y medianas empresas.

 

Ayudas de hasta 15.000 euros

 

La  finalidad de este programa es la de ofrecer a más de tres millones de PYMEs y autónomos ayudas de entre 625 y 15.000 euros, para la adopción de soluciones tecnológicas en la nube (pudiendo elegir entre más de 300 productos de 100 proveedores homologados diferentes). Para ello, se le ha dotado con un presupuesto total de 40 millones de euros y financiado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

 

Así mismo, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, ha declarado que “el lanzamiento de estas ayudas supone un paso más en el impulso de la digitalización de nuestras empresas y nuestra economía”. El máximo representante del Gobierno en esta materia indicó la intención de “reforzar nuestro compromiso con las pequeñas y medianas empresas a la vez que apostamos por un sector con gran potencial de futuro, las soluciones cloud”.

 

Solicitudes en Red.es hasta el 8 de junio

 

El eje central sobre el que gira la campaña es el portal www.subetealanube.gob.es que, además de reunir toda la información referida al programa de ayudas, también explica las ventajas del cloud computing a través de 10 soluciones que son susceptibles de implementarse en cualquier negocio. “Estas soluciones”, explica el comunicado de Red.es, “son transversales a toda actividad económica: puesto de usuario, gestión económica, gestión de negocio, relación con clientes, gestión del punto de venta, comercio electrónico, infraestructura como servicio, plataforma de desarrollo como servicio y centralita virtual”.

 

Podrán beneficiarse de las ayudas autónomos y PYMEs, con menos de 250 empleados y un volumen de negocio menor de 50M€, domicilio fiscal en España y que hayan iniciado su actividad antes de la publicación de las bases. Las solicitudes se podrán presentar a partir del 18 de mayo y hasta el 8 de junio (la presentación de documentación adjunta a la solicitud tendrá lugar del 9 al 30 de junio de 2016). Para tramitarlas desde la sede electrónica de Red.es será necesario el certificado electrónico del representante legal de la empresa solicitante.

ayudas_y_subvenciones

El 23% de las PYMEs desconocen las ayudas y subvenciones que podrían solicitar

Hace unos días se publicó el informe socioeconómico de la Radiografía Sage de la PYME, que forma parte a su vez de un plan de estudios más amplio destinado a “conocer y dar a conocer la realidad empresarial -percibida y proyectada- de nuestro país, especialmente entre las PYMEs”.

 

Opinión sobre el rumbo de la economía

 

El estudio, que se realizó mediante 1800 entrevistas (tanto telefónicas como vía web) a mediados de este año, comienza pulsando la opinión en torno a la afirmación “Hemos salido de la crisis”, la cual cosecha un desacuerdo de 70,5% de los encuestados. Dato que contrasta con el 48% que afirmó haber apreciado “alguna mejoría” en su propia empresa.

 

Aquellas empresas que reconocieron haber crecido en el último año, lo hicieron mayoritariamente en facturación (77%) y en la base de clientes (64%), colocándose a la cola el desembarco en nuevos mercados (14%).

 

Obstáculos a la búsqueda de nuevos mercados

 

Precisamente el informe dedica un apartado propio a la salida de PYMEs españolas al exterior en búsqueda de nuevos mercados. A la pregunta “En su empresa, durante el año 2014, ¿se ha puesto en marcha algún plan de internacionalización/ de exportación para vender sus productos/servicios en otros mercados fuera de España?”, los datos indican que el 7% de las empresas con asalariados sí lo habría llevado a cabo.

 

Ante la pregunta sobre los obstáculos encontrados a la hora de poner en marcha sus planes de exportación, 1 de cada 3 empresas cita como causa “la burocracia y el papeleo”, y el 14% “el idioma y las diferencias culturales”. El 8% restante de casos agruparía a la ‘Marca España’, la legislación o la ausencia/inadecuación de infraestructuras.

 

El desconocimiento en materia de ayudas y subvenciones

 

El siguiente gran apartado del estudio está dedicado a ‘Ayudas y financiación’, donde se recoge unos de los datos más relevantes del mismo: un 23% de los pequeños negocios afirma desconocer la existencia de ayudas y subvenciones, mientras que únicamente el 9% de las empresas encuestadas las habría solicitado este año. Comparando los datos sobre concesiones de ayudas solicitadas con el informe de 2013, se aprecia que en estos dos años se habrían duplicado, pasando del 4% al 8%.

 

En cuanto a las fuentes de financiación de nuestras PYMEs, SAGE sostiene que el 16% de las mismas habrían recurrido a lo largo del pasado año a la financiación externa (cuatro puntos más que durante el año anterior).

 

La autofinanciación, ¿única alternativa?

 

Así mismo, el estudio muestra también que a la opción de la financiación externa tradicional se han sumado en los últimos tiempos otras fuentes de carácter alternativo, aunque aún de uso minoritario (4%). Así, en la mayoría de los casos, la única fuente de financiación alternativa a la tradicional es la de la autofinanciación o la del microgrupo familiar: otras opciones como el crowdfunding carecen de suficiente respaldo entre esta clase de empresas.

 

Aumento del uso de las NTICs

 

Algunos datos sobre el nivel de adopción de las nuevas tecnologías son relevadores: el 98,3% de las empresas españolas dispone de conexión a Internet. Siete de cada 10 tienen página web. El porcentaje de empresas que utiliza banda ancha móvil sube cuatro puntos, hasta el 78,3%, mientras que el 91,1% de las empresas interactuó a través de Internet con las Administraciones Públicas. Por último, el volumen de negocio generado en las empresas por las ventas de comercio electrónico alcanzó el 15,1% del total de ventas durante 2013, un 6,7% superior al del 2012.

 

Vía | Sage

ayudas_autonomos

Las ayudas para autónomos recogidas en la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo

El pasado jueves 10 de septiembre, el Boletín Oficial del Estado publicaba el texto definitivo de la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social. Según lo indicado en su disposición adicional, la entrada en vigor no se producirá hasta el 10 de octubre de 2015.

 

El objetivo de la ley es el de actualizar toda la normativa relativa al autoempleo y lograr un crecimiento de la economía social y el trabajo autónomo. De hecho, el Ministerio de Empleo espera lograr que el autoempleo aumente en más de medio millón de personas durante los próximos 4 años (hasta los 3.600.000), y para ello influirá la ampliación de algunos incentivos ya existentes a otros colectivos.

 

Tanto los autónomos miembros de dichos colectivos como aquellas personas que estén pensando en emprender un negocio como autónomos sin duda verán con interés muchas de las medidas contenidas en esta ley. Por su parte, a lo largo del proceso de elaboración y aprobación de la ley, las grandes organizaciones de defensa de los trabajadores y autónomos como ATA y UPTA han ido mostrando su apoyo a la nueva normativa.

 

Ayudas para autónomos incluidas en la nueva ley

 

Ampliación de la Tarifa Plana: La cuota por contingencias comunes se establece en 50 € durante 6 meses. El incentivo se amplía a los autónomos que inicien una actividad por cuenta propia contratando posteriormente trabajadores por cuenta ajena. Además, la ‘Tarifa Plana Especialmente Protegida’ se aplica a las víctimas del terrorismo y de la violencia de género.

 

Reducción de la cotización: Queda ampliada hasta 12 meses en casos de personas con discapacidad, víctimas del terrorismo y de violencia de género.

 

Capitalización de la prestación por desempleo: Se extiende la posibilidad de capitalizar hasta el 100% de la prestación con independencia de la edad del solicitante. El objetivo es facilitar la inversión inicial de la apertura de un negocio.

 

Segunda oportunidad: Una vez iniciada una actividad por cuenta propia, el emprendedor contará con la posibilidad de reanudar la prestación por desempleo hasta 60 meses después, en lugar de los 24 actuales.

 

Prestación por desempleo + RETA: Además, los mayores de 30 años podrán compatibilizar durante un máximo de 270 días la prestación por desempleo con el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (opción hasta ahora sólo disponible para los menores de 30 años).

 

Autónomos económicamente dependientes: Aquellos autónomos que perciban tres cuartas partes de sus ingresos de un único cliente o empresa podrán contratar un trabajador en determinadas circunstancias, vinculadas a la conciliación familiar.

 

Familiares colaboradores: Estos podrán beneficiarse de bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social en el RETA durante 24 meses: del 50% los primeros 18 meses y del 25% durante los seis meses adicionales.

 

Medidas de apoyo a la Economía Social incluidas en la nueva ley

 

Incorporación de nuevos socios a las entidades de economía social: Con el objetivo de facilitarla, la nueva ley amplía las bonificaciones a todos los tramos de edad, creando una para mayores de 30 años (de 800 euros al año durante un máximo de tres) y aumentando la cuantía de las bonificaciones para menores de dicha edad hasta 1650 euros durante el primer año.

 

Apoyo a trabajadores excluidos del mercado laboral: Las empresas de inserción que contraten a personas en situación de exclusión social mantendrán una bonificación de 850 euros al año durante un máximo de tres (de 1650 si son menores de 30 años). Se crea, igualmente,  una nueva bonificación en las cuotas empresariales para los trabajadores de empresas ordinarias que procedan de empresas de inserción.

 

Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción: Pasan a ser reconocidas como entidades prestadoras de servicios de interés económico general, lo que les permitirá ampliar hasta los 500.000 euros la cuantía que pueden recibir en concepto de subvenciones en un período de tres años.

exportadora

Cambios legales para impulsar a las pymes exportadoras

Las exportaciones se han convertido en uno de los motores de la economía española. Según el último dato publicado, en el mes de marzo subieron un 12,5% respecto al mismo período del año anterior. Esto rompe la ralentización que habían mostrado los meses anteriores y que había activado algunas alarmas en el Gobierno.

Apuntalar está tendencia es una prioridad para la economía  española y en esa línea se enmarca la decisión tomada hace unos días por el Gobierno, anunciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, de modificar dos legislaciones claves en materia de exportación para las pymes.

La primera afecta al Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses, más conocida como CARI.  Se trata de un sistema de apoyo financiero oficial que actúa como una especie de seguro para los créditos solicitados con el objetivo de financiar actividades de exportación. Gracias a este apoyo estatal indirecto los bancos pueden ajustar más el tipo de interés al que conceden al dinero.

De esta forma el Gobierno intensifica su papel como garante de la actividad crediticia de la banca y mejora el tipo de interés de los bancos que luego prestan a los exportadores. La medida busca incentivar el uso de este instrumento y, sobre todo, disipar los riesgos inherentes a las actividades exteriores que tanto asuntan a las entidades financieras.

También ha sufrido cambios otro de los vehículos financieros para incentivar la exportación, el  Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX). Hasta ahora, este sistema de ayudas permitía la inversión directa en el accionariado de las compañías exportadoras, durante un tiempo limitado.

Desde ahora, el FIEX podrá también participar en vehículos o fondos de capital expansión con los apoyos oficiales ya existentes o que se establezcan. Además de en fondos de inversión privados, que fomenten la internacionalización de la empresa o de la economía española.

Todo esto será posible siempre que los proyectos cumplan unos requisitos básicos, como ser proyectos viables y privados, pero que reporten algún beneficio para España o las empresas españolas. Además, deben ser proyectos medianos con un volumen de facturación entre los 250.000 euros y un máximo de 30 millones de euros.

La dotación anual de estas ayudas, en 2015, es de 828 millones de euros.

bandepig

Plazo abierto para solicitar ayudas a proyectos I+D en el sector TIC

Una vez más, los empresarios innovadores tienen oportunidad de captar fondos públicos para financiar sus proyectos. En esta ocasión, la última oferta de ayudas que se ha convocado es la que se enmarca en la edición anual de incentivos para el sector de Tecnologías de la Información (TIC) y de los Contenidos Digitales.

Como en años anteriores, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), en colaboración con los fondos Feder europeos, pone a disposición de las empresas españolas 200 millones de euros en ayudas y créditos. Éstas pueden solicitarse desde el 20 de mayo hasta el próximo 18 de junio, por cualquiera de los subprogramas puestos en marcha.

1.- Subprograma de Impulso Tecnológico. Éste es el más atractivo para los lectores de este blog ya que contempla también ayudas a la internacionalización. Para acceder a ellas hay que justificar un trabajo de investigación tecnológica en estadios incipientes, que demuestre un alto potencial de transformación en el sector tecnológico.

El perfil que marca la convocatoria es de proyectos de investigación industrial y desarrollo experimental que cuenten con un presupuesto mínimo 200.000 euros y máximo 2 millones de euros. Para ellos, hay una dotación de 35 millones de euros en subvenciones y 105 millones de euros en préstamos.

2.- Subprograma de Grandes Proyectos. Pueden optar a este segundo apartado de ayudas, los proyectos con alto potencial transformador y un marcado efecto tractor sobre otras entidades. En este caso, la prioridad temática debe estar enfocada a industrias del futuro. La inversión mínima será de dos millones de euros y la máxima de 10. Además, se exige que estos proyectos aporten una subcontratación de servicios de al menos el 25% de total del presupuesto.

No hay limitación temática, pero sí una lista de preferencias. Los proyectos que serán mirados con mejores ojos serán aquellos que trabajen alguno de estos temas:

  • Componentes y sistemas.
  • Internet del futuro.
  • Soluciones Cloud Computing.
  • Soluciones para el tratamiento masivo de datos.
  • High Performance Computing (Super computación).
  • Robots y sistemas autónomos.
  • Ciudades inteligentes.
  • Internet de las cosas.
  • Ciberseguridad y confianza digital.
  • Salud y bienestar.
  • Agroalimentario y gestión medioambiental, eficiencia energética y transporte y logística.

En términos financieros, la dotación económica es de 15 millones de euros en subvenciones y 45 millones en préstamos. Se requiere que las empresas que acudan a la convocatoria se hubieran constituido antes de 31 de diciembre de 2011. Por su parte, la duración máxima de los proyectos subvencionables no podrá superar la fecha del 31 de diciembre de 2017. Los gastos financiables son personal: propio, socios y autónomos dependientes. Con un coste por hora de como máximo 50 euros. Además, costes de instrumental y material inventariable.

La distribución de las cuantías, en base a la información facilitada por el Ministerio de Industria es la siguiente:

Un máximo del  50% de la inversión para PYMES y del 40% para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual a 17 puntos.

Cuando la nota no supere los 13 puntos, la subvención se rebaja al 35% para PYMES y al 25% para el resto de beneficiarios.

Los proyectos con nota inferior a 8 puntos, sólo podrán recibir el 30% de lo invertido si son PYMES y el 20% el resto de beneficiarios.

En el caso de los préstamos, se ha definido un periodo de  amortización de cinco años con dos de carencia, a un tipo de interés del 0,18%.

ginebra

Cuatro millones de euros para fomentar las patentes con proyección internacional

Si es empresario exportador, la innovación está en el ADN de su empresa y las ideas brotan a su alrededor, este es el mejor momento para aprovechar esa creatividad. El Ministerio de Industria, Tecnología y Turismo ha puesto sobre la mesa, según consta en el BOE del 23 de marzo, 4.015.000 euros para “incentivar las patentes y modelos de utilidad en el exterior”.

En el Gobierno son conscientes de que la innovación es el mejor camino para incrementar la competitividad de las empresas y es ese el objetivo principal de estas ayudas. El plan consta de dos programas. Uno dedicado a las patentes españolas, dotado con 231.000 euros, y otro, mucho más potente desde el punto de vista económico, el que tiene su foco en la innovación internacional.  En este caso, se ponen a disposición de personas físicas y empresas los 4.015.000 euros mencionados para fomentar patentes y modelos de utilidad en el exterior. Las ayudas están destinadas a “superar las principales barreras para conseguir una patente europea e internacional”, según el BOE. Se concentran en subvencionar las actividades que suponen un coste en los trámites necesarios para conseguir ese objetivo; como las tasas de presentación o las traducciones necesarias para formalizar los trámites de la extensión de la patente a países donde estas innovaciones sean también de utilidad.

En concreto, las actividades para las que se puede solicitar la ayuda son:

1.- La extensión de una solicitud de una patente o de un modelo de utilidad, ante las oficinas nacionales de países terceros u oficinas regionales de patentes. Entre otros conceptos subvencionables, la convocatoria 2015 incluye: trámites de solicitud, informe de búsqueda, examen o concesión, anualidades y validación de patente europea.

2.- Actividades realizadas dentro del procedimiento internacional del Tratado de Cooperación de Patentes (PCT): trámites de solicitud, búsqueda internacional o examen preliminar.

3.- Solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles (trámites de solicitud y/o informe del Estado de la Técnica. (IET).

Estos gastos serán subvencionables siempre que se hayan realizado entre el 25 de marzo de 2014 y la fecha límite de presentación de esta convocatoria. Es decir, el 23 de abril de 2015 (justo un mes después de su publicación en el BOE).

La cuantía destinada a las ayudas internacionales dependerá del país de referencia en el que se centre la actividad innovadora. En el BOE se detalla la cuantía concreta por cada país. Además, para las traducciones se ha fijado la referencia de 700 euros por traducción y solo se subvencionará una por idioma y solicitud. Nunca serán subvencionables, según el texto del BOE, las traducciones al español.

Las empresas podrán conseguir hasta el 80% de los gastos, mientras que para las pymes y autónomos que facturen menos de 50 millones de euros y tengan menos de 250 empleados se podrá solicitar hasta el 90% de lo invertido. En ambos casos, el montante económico supone un incremento de 10 puntos sobre las cuantías subvencionables en anteriores ediciones. Aún así, existe otro límite: las ayudas no podrán superar los 60.000 euros por empresa y los 65.000 en caso de pymes y autónomos.

Lo más atractivo de esta convocatoria es que es compatible con otras ayudas recibidas para el mismo objetivo otorgadas por cualquier otra entidad pública o privada.

La única vía de solicitud es la electrónica a través de la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

riego

Más de 3.200 millones de euros de la UE para las pymes españolas

La Comisión Europea ha firmado un acuerdo con España que liberará más de 3.200 millones de euros en créditos baratos para pymes con menos de 250 empleados. Una novedad de los mismos es que en lugar de ofrecerse como una subvención clásica, dicha cantidad se canalizará a través de la llamada Iniciativa Pyme, y se utilizará como garantía para asumir riesgos en los proyectos. ¿Y qué es dicha iniciativa? Pues un instrumento desarrollado por la Unión Europea (UE) que pretende movilizar el crédito entre este tipo de compañías. De esa cantidad, el gobierno aportará 800 millones de euros, que es lo que le corresponde de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. ¿Ventajas? Se consigue un mayor efecto multiplicador que si los fondos se concedieran como subvenciones tradicionales. Y si el mercado los absorbe, es posible que dicha cantidad se amplíe hasta los 5.300 millones de euros. “Las pymes tanto de Madrid, como de Barcelona o de Bilbao tendrán un acceso más fácil a préstamos más baratos que les servirán para invertir y crecer”, señala Jyrki Katainen, vicepresidente de la UE. En España, las pymes representan más del 74% del empleo del sector privado y el 85% de los puestos de trabajo que se crean.

Garantías

Otro punto a destacar de esta propuesta es que los intermediarios financieros, es decir, bancos y otras instituciones financieras, disponen de una serie de garantías que cubren las carteras de créditos que concedan. De esta manera, si llegará a producirse un impago, el mismo sería cubierto parcialmente. ¿Cómo? En primer lugar, por la contribución española de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. Después, por el presupuesto de la UE. Y, por último, por el Grupo del BEI (Banco Europeo de Inversiones). Esta garantía es una especie de salvavidas para las entidades financieras, lo que facilitará más préstamos y más baratos. La razón es bien sencilla: su riesgo de crédito está en parte cubierto y, por lo tanto, se reduce.

Iniciativa Pyme es un paso más a la financiación de las pymes, que ya cuentan con la financiación nacional y regional (subvenciones e instrumentos financieros), los recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE). De momento, se está en el proceso de selección de los bancos y de los intermediarios financieros que estén interesados. Para el verano se estima que comiencen a darse los primeros préstamos.

icexnext

ICEX Next: asesoramiento de éxito para salir al exterior

Bien sea por necesidad, porque el mercado nacional se ha quedado pequeño, o bien porque entra de los planes de expansión de la empresa, muchas pymes ponen su punto de mira más allá de nuestras fronteras. Un deseo loable que muchas veces choca de frente con muchas dudas e, incluso, miedos ante lo desconocido.

Para allanar el camino y tapar esos baches, ICEX España Exportación e Inversiones dispone de un programa llamado ‘ICEX Next’ dirigido a aquellas pequeñas y medianas empresas que tengan entre ceja y ceja internacionalizar su negocio, o bien, consolidar su presencia en el exterior.

Seleccionamos aquellas que pueden tener salida en un determinado mercado”. Son palabras de Salvador Ruiz de Zuazu, jefe de sector del Departamento de Iniciación a la Exportación y Formación de ICEX, pronunciadas en el Salón Mi Empresa. Un evento en el que también estuvieron presente dos compañías que han dado este paso: Sociedad Geográfica de las Indias y Piedrafita.

“Si no tienes muy claro lo que quieres hacer, lo mejor es acudir a quienes saben. En la primera aproximación nos dijeron que enfrentáramos nuestros productos con los de otros”, señala César González, director comercial de Piedrafita. Ellos se leyeron las bases y vieron que podían encajar. ¿Cuáles son los requisitos que suelen pedir? Que la pyme cuente con un producto o servicio propio competitivo y que su cifra de exportación no supere el 30% de la facturación. “También que tenga una situación financiera que permita realizar la internacionalización”, acota Ruiz de Zuazu.

Una vez seleccionados, comienza el asesoramiento que consta de 30 horas obligatorias (se desarrolla un business plan por mercados entre otras acciones) y otras tantas opcionales. “El llamado asesor en destino viene tres veces al año a España. Visita a las empresas y ve físicamente si el interés es real y las posibilidades que tienen de entrar en el mercado elegido”, indica el representante de ICEX. En dicho país, ya de vuelta, contacta con tres o cuatro posibles socios comerciales, se entrevista con ellos, y favorece el contacto entre las partes.

“Hicimos una primera fase de consultoría donde vimos la posibilidad de apostar por uno o varios mercados. Luego contamos con un consultor en destino, que fue lo mejor de esta experiencia. Ahora estamos en Colombia y México, y estudiando entrar en Perú y Miami”, resalta Pablo Pascual Becares, director de Sociedad Geográfica de las Indias. Y añade: “El consultor nos dijo que la internacionalización tiene que estar compartida por todo el grupo. Si no, es muy difícil salir adelante”.

Junto al asesoramiento, también se ofrece apoyo económico para gastos de prospección, promoción exterior y contratación de personal para el departamento internacional. Dicho de otra manera, ICEX cofinancia el 50% de los gastos llevados a cabo por la empresa, siendo el máximo de 12.700 euros.

eib

Cómo acceder a los créditos del Banco Europeo de Inversiones

Si gestiona una pequeña o mediana empresa y ha tenido la suerte de conseguir financiación durante los últimos años es muy posible que el origen de ese dinero estuviera en uno de los organismos internacionales menos conocidos entre la población española: el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

 

Se trata, como su propio nombre indica, de un banco del que forman parte todos los países de la Unión Europea. Para entendernos podría decirse que es, algo así, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de Europa. Según los últimos datos ofrecidos por el BEI, las pymes españolas han sido las empresas que más ayudas han recibido por parte de este organismo. Se identifica así mismo como el principal agente financiador en España desde el comienzo de la crisis. Solo en el último año ha concedido créditos por valor de 7.603 millones de euros a pymes españolas, de los que se han beneficiado 62.000 empresas, a una media de 80.000 de euros cada una. El montante es un 12% superior al de 2013.

 

La principal razón  de ese desconocimiento público, a pesar de la contundencia de sus datos, es que gran parte de su labor se establece de forma indirecta. Es decir, el BEI capta dinero de los mercados de capitales y lo presta a tipos de interés muy bajos, pero la adjudicación de este dinero al destinatario final se establece a través de intermediarios. Solo las grandes empresas con proyectos de inversión y desarrollo superiores a los 25 millones de euros pueden solicitar directamente ayudas. El resto de la actividad se canaliza a través de intermediarios tan variados como las sociedades de inversión de Comunidades Autónomas, organismos creados expresamente por los poderes públicos para canalizar fondos o, lo más habitual, los bancos comerciales.

 

En este blog nos hemos hecho eco en más de una ocasión de acuerdos entre varios bancos españoles y el BEI ( ver aquí y aquí) para financiar a pymes y otros muchos ejemplos de esa colaboración habitual.

 

Si el empresario accede a esos créditos tras leer noticias como las que Asesores de Pymes publica o similares, conocerá la labor del BEI. Pero lo más habitual es que acuda a su banco a solicitar un crédito y la entidad lo canalice como crédito BEI si se cumplen los requisitos que el organismo mundial establece como necesarios. En ese caso, es muy probable que el destinatario final del crédito ni se entere de dónde proviene el dinero. Y lo que es peor, aquellos cuyos créditos han sido denegados tampoco descubrirán que, tal vez, una pequeña modificación en la presentación de la solicitud habría sido suficiente como para haberse convertido en destinatario del dinero.

 

Es decir, una pyme no puede dirigirse directamente al BEI para solicitar ayuda, pero sí puede trabajar activamente para conseguirla, siguiendo unos consejos básicos.

 

1. Revisar la página web del BEI. Esto puede ser farragoso si no se saben idiomas ya que no hay versión en español. Está disponible en inglés, francés y alemán.  En ella, además de una amplia presentación, se publican todas las líneas de financiación que se aprueban en los 28 países de la Unión Europea.

 

2. Ponerse una alerta en Google. Esta opción es mucho más útil para los empresarios españoles, el servicio de alertas de Google. Como ya hemos comentado anteriormente, los programas de financiación del BEI se suelen hacer en colaboración con otros actores que, habitualmente, están muy interesados en difundir esa situación. Así que es fácil que cuando se aprueba una línea de ayudas aparezcan noticias, en medios de comunicación, blogs especializados, etc. El rastreador de Google le permitirá acceder a ellas más fácilmente.

 

3. Rastrear la web de los bancos en los que tenga pensado solicitar crédito. Normalmente, los bancos que tienen líneas de financiación con el BEI suelen destinar un apartado destacado de su página web a publicitarlas y a explicar todos los requisitos necesarios para acceder a ellas.

 

4. Estar al día de la actividad de las Sociedades Públicas de Promoción Económica. Existen en casi todas las Comunidades Autónomas y son unos de los organismos que más fondos del BEI han canalizado en España.

 

5. Solicitar expresamente uno de estos créditos. Con la información ya recopilada será mucho más fácil dirigirse al banco e incluso a una de las grandes empresas destinatarias de los créditos BEI y proponer un plan de negocio susceptible de financiación que cumpla con los requisitos adecuados.

 

Para empezar a trabajar, lo mejor es poner en el radar de esta búsqueda la siguiente cadena de palabras: Banco Europeo de Inversiones + Plan Junker.

 

Porque ese precisamente es el plan estrella que con el que la Unión Europea y el propio BEI pretenden incentivar todo tipo de proyectos de inversión y desarrollo en Europa.

Según ha explicado Román Escolano, vicepresidente del BEI, la idea de este plan es crear un fondo europeo de inversiones estratégicas tanto en innovación y estructuras como en pequeñas y medianas empresas.

En estos momentos no es más que un borrador, pendiente de aprobación en el Consejo Europeo. Pero si todo sale como está previsto, el BEI canalizará 21.000 millones de euros, de los cuales 5.000 millones están reservados en exclusiva para las pymes. Estos servirán como aval de los proyectos, por lo que se estima que en total será capaz de movilizar 300.000 millones. “Por cada euro que invierte el BEI se genera una inversión aproximada de 2 o 3 euros de inversores privados”, explicó Román Escolano. Esto es posible porque el dinero del BEI actúa como garantía de créditos de aquellos que los canalizan (empresas privadas, ministerios, ayuntamientos, comunidades autónomas).

Los detalles de cada uno de las líneas de crédito que genere el Plan Junker se irán precisando en el futuro. Aprovecharlo o dejarlos pasar, como dijo Serrat, “depende en parte de tí.”

premios

4 Premios para estimular la actividad emprendedora

Si eres un emprendedor consolidado, o tienes un proyecto en fase embrionaria, existen una serie de galardones que pueden suponerte una inyección económica y mayor formación. Por ejemplo, y hasta el 28 de febrero, Fundación Línea Directa ha abierto el plazo para la recepción de candidaturas a su ‘Proyecto de aceleración para emprendedores de Seguridad Vial’.

Al mismo podrán optar aquellas ideas que tengan como objetivo la reducción de accidentes de tráfico y sus consecuencias. El jurado no valorará que sólo aporten un valor diferenciador y diferentes grados de innovación, sino que también tengan viabilidad organizacional, tecnológica y económica, así como potencialidad de éxito. Los ganadores recibirán una dotación de 20.000 euros a fondo perdido con “arrastre” (coinversión), además de formación, mentoring y acceso a rondas de financiación. Para más información: www.fundacionbankinter.org. Los trabajos se pueden remitir al siguiente correo: info@fundacionlineadirecta.org.

Llamada a la innovación

La Fundación Rafael del Pino, junto al Grupo Cosentino, impulsan la competición para emprendedores denominada ‘Call to Innovation‘. La misma tiene como meta que los emprendedores tecnológicos e investigadores propongan ideas y proyectos para resolver los grandes problemas de España y del mundo a través de la tecnología (desempleo, crisis financiera, educación, dependencia energética….).

El plazo de recepción de candidaturas concluye el 2 de marzo, y los dos ganadores de la competición recibirán una beca, valorada en 24.000 euros cada una, para estudiar en la sede de la NASA en Silicon Valley el programa de posgrado (Graduate Studies Program) de la Singularity University. El mismo tiene una duración de 10 semanas durante el próximo verano. Para más información: www.calltoinnovation.org.

La Fundación Everis, por su parte, ha abierto el plazo de entrega de proyectos para la XIV convocatoria de su Premio Emprendedores cuya razón de ser es fomentar el talento en la innovación y la investigación. Tres son las categorías a las que se puede acceder: Tecnologías de la información y economía digital; Biotecnología y salud; y Tecnologías en el ámbito de la industria y la energía. La cuantía economía es de 60.000 euros para el ganador, y un servicio de asesoramiento valorado en 10.000 euros para todos los finalistas. Las candidaturas podrán presentarse hasta el próximo 31 de marzo (www.premioseveris.es).

Por último, el Centro de Estudios Financieros (CEF) ha convocado la 25ª edición de su premio cuyo fin es estimular la labor creadora y de investigación tanto en el ámbito universitario como en el de la empresa privada y la Administración Pública. El galardón abarca ocho modalidades: Tributación; Contabilidad y Administración de Empresas; Derecho del Trabajo y Seguridad Social; Recursos Humanos; Derecho Civil y Mercantil; Derecho Constitucional y Administrativo; Publicidad y Marketing; y Educación y Nuevas Tecnologías. En total, la dotación en premios supera los 100.000 euros a repartir entre las diferentes categorías. Habrá un primer galardón consistente en 9.000 euros y una estatuilla, y diferentes accésit de 900 euros. Los trabajos podrán presentarse hasta el 30 de abril, y el fallo se emitirá en el mes de julio.