ayudas_autonomos

Las ayudas para autónomos recogidas en la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo

El pasado jueves 10 de septiembre, el Boletín Oficial del Estado publicaba el texto definitivo de la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social. Según lo indicado en su disposición adicional, la entrada en vigor no se producirá hasta el 10 de octubre de 2015.

 

El objetivo de la ley es el de actualizar toda la normativa relativa al autoempleo y lograr un crecimiento de la economía social y el trabajo autónomo. De hecho, el Ministerio de Empleo espera lograr que el autoempleo aumente en más de medio millón de personas durante los próximos 4 años (hasta los 3.600.000), y para ello influirá la ampliación de algunos incentivos ya existentes a otros colectivos.

 

Tanto los autónomos miembros de dichos colectivos como aquellas personas que estén pensando en emprender un negocio como autónomos sin duda verán con interés muchas de las medidas contenidas en esta ley. Por su parte, a lo largo del proceso de elaboración y aprobación de la ley, las grandes organizaciones de defensa de los trabajadores y autónomos como ATA y UPTA han ido mostrando su apoyo a la nueva normativa.

 

Ayudas para autónomos incluidas en la nueva ley

 

Ampliación de la Tarifa Plana: La cuota por contingencias comunes se establece en 50 € durante 6 meses. El incentivo se amplía a los autónomos que inicien una actividad por cuenta propia contratando posteriormente trabajadores por cuenta ajena. Además, la ‘Tarifa Plana Especialmente Protegida’ se aplica a las víctimas del terrorismo y de la violencia de género.

 

Reducción de la cotización: Queda ampliada hasta 12 meses en casos de personas con discapacidad, víctimas del terrorismo y de violencia de género.

 

Capitalización de la prestación por desempleo: Se extiende la posibilidad de capitalizar hasta el 100% de la prestación con independencia de la edad del solicitante. El objetivo es facilitar la inversión inicial de la apertura de un negocio.

 

Segunda oportunidad: Una vez iniciada una actividad por cuenta propia, el emprendedor contará con la posibilidad de reanudar la prestación por desempleo hasta 60 meses después, en lugar de los 24 actuales.

 

Prestación por desempleo + RETA: Además, los mayores de 30 años podrán compatibilizar durante un máximo de 270 días la prestación por desempleo con el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (opción hasta ahora sólo disponible para los menores de 30 años).

 

Autónomos económicamente dependientes: Aquellos autónomos que perciban tres cuartas partes de sus ingresos de un único cliente o empresa podrán contratar un trabajador en determinadas circunstancias, vinculadas a la conciliación familiar.

 

Familiares colaboradores: Estos podrán beneficiarse de bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social en el RETA durante 24 meses: del 50% los primeros 18 meses y del 25% durante los seis meses adicionales.

 

Medidas de apoyo a la Economía Social incluidas en la nueva ley

 

Incorporación de nuevos socios a las entidades de economía social: Con el objetivo de facilitarla, la nueva ley amplía las bonificaciones a todos los tramos de edad, creando una para mayores de 30 años (de 800 euros al año durante un máximo de tres) y aumentando la cuantía de las bonificaciones para menores de dicha edad hasta 1650 euros durante el primer año.

 

Apoyo a trabajadores excluidos del mercado laboral: Las empresas de inserción que contraten a personas en situación de exclusión social mantendrán una bonificación de 850 euros al año durante un máximo de tres (de 1650 si son menores de 30 años). Se crea, igualmente,  una nueva bonificación en las cuotas empresariales para los trabajadores de empresas ordinarias que procedan de empresas de inserción.

 

Centros Especiales de Empleo y Empresas de Inserción: Pasan a ser reconocidas como entidades prestadoras de servicios de interés económico general, lo que les permitirá ampliar hasta los 500.000 euros la cuantía que pueden recibir en concepto de subvenciones en un período de tres años.

exportadora

Cambios legales para impulsar a las pymes exportadoras

Las exportaciones se han convertido en uno de los motores de la economía española. Según el último dato publicado, en el mes de marzo subieron un 12,5% respecto al mismo período del año anterior. Esto rompe la ralentización que habían mostrado los meses anteriores y que había activado algunas alarmas en el Gobierno.

Apuntalar está tendencia es una prioridad para la economía  española y en esa línea se enmarca la decisión tomada hace unos días por el Gobierno, anunciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, de modificar dos legislaciones claves en materia de exportación para las pymes.

La primera afecta al Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses, más conocida como CARI.  Se trata de un sistema de apoyo financiero oficial que actúa como una especie de seguro para los créditos solicitados con el objetivo de financiar actividades de exportación. Gracias a este apoyo estatal indirecto los bancos pueden ajustar más el tipo de interés al que conceden al dinero.

De esta forma el Gobierno intensifica su papel como garante de la actividad crediticia de la banca y mejora el tipo de interés de los bancos que luego prestan a los exportadores. La medida busca incentivar el uso de este instrumento y, sobre todo, disipar los riesgos inherentes a las actividades exteriores que tanto asuntan a las entidades financieras.

También ha sufrido cambios otro de los vehículos financieros para incentivar la exportación, el  Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX). Hasta ahora, este sistema de ayudas permitía la inversión directa en el accionariado de las compañías exportadoras, durante un tiempo limitado.

Desde ahora, el FIEX podrá también participar en vehículos o fondos de capital expansión con los apoyos oficiales ya existentes o que se establezcan. Además de en fondos de inversión privados, que fomenten la internacionalización de la empresa o de la economía española.

Todo esto será posible siempre que los proyectos cumplan unos requisitos básicos, como ser proyectos viables y privados, pero que reporten algún beneficio para España o las empresas españolas. Además, deben ser proyectos medianos con un volumen de facturación entre los 250.000 euros y un máximo de 30 millones de euros.

La dotación anual de estas ayudas, en 2015, es de 828 millones de euros.

bandepig

Plazo abierto para solicitar ayudas a proyectos I+D en el sector TIC

Una vez más, los empresarios innovadores tienen oportunidad de captar fondos públicos para financiar sus proyectos. En esta ocasión, la última oferta de ayudas que se ha convocado es la que se enmarca en la edición anual de incentivos para el sector de Tecnologías de la Información (TIC) y de los Contenidos Digitales.

Como en años anteriores, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), en colaboración con los fondos Feder europeos, pone a disposición de las empresas españolas 200 millones de euros en ayudas y créditos. Éstas pueden solicitarse desde el 20 de mayo hasta el próximo 18 de junio, por cualquiera de los subprogramas puestos en marcha.

1.- Subprograma de Impulso Tecnológico. Éste es el más atractivo para los lectores de este blog ya que contempla también ayudas a la internacionalización. Para acceder a ellas hay que justificar un trabajo de investigación tecnológica en estadios incipientes, que demuestre un alto potencial de transformación en el sector tecnológico.

El perfil que marca la convocatoria es de proyectos de investigación industrial y desarrollo experimental que cuenten con un presupuesto mínimo 200.000 euros y máximo 2 millones de euros. Para ellos, hay una dotación de 35 millones de euros en subvenciones y 105 millones de euros en préstamos.

2.- Subprograma de Grandes Proyectos. Pueden optar a este segundo apartado de ayudas, los proyectos con alto potencial transformador y un marcado efecto tractor sobre otras entidades. En este caso, la prioridad temática debe estar enfocada a industrias del futuro. La inversión mínima será de dos millones de euros y la máxima de 10. Además, se exige que estos proyectos aporten una subcontratación de servicios de al menos el 25% de total del presupuesto.

No hay limitación temática, pero sí una lista de preferencias. Los proyectos que serán mirados con mejores ojos serán aquellos que trabajen alguno de estos temas:

  • Componentes y sistemas.
  • Internet del futuro.
  • Soluciones Cloud Computing.
  • Soluciones para el tratamiento masivo de datos.
  • High Performance Computing (Super computación).
  • Robots y sistemas autónomos.
  • Ciudades inteligentes.
  • Internet de las cosas.
  • Ciberseguridad y confianza digital.
  • Salud y bienestar.
  • Agroalimentario y gestión medioambiental, eficiencia energética y transporte y logística.

En términos financieros, la dotación económica es de 15 millones de euros en subvenciones y 45 millones en préstamos. Se requiere que las empresas que acudan a la convocatoria se hubieran constituido antes de 31 de diciembre de 2011. Por su parte, la duración máxima de los proyectos subvencionables no podrá superar la fecha del 31 de diciembre de 2017. Los gastos financiables son personal: propio, socios y autónomos dependientes. Con un coste por hora de como máximo 50 euros. Además, costes de instrumental y material inventariable.

La distribución de las cuantías, en base a la información facilitada por el Ministerio de Industria es la siguiente:

Un máximo del  50% de la inversión para PYMES y del 40% para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual a 17 puntos.

Cuando la nota no supere los 13 puntos, la subvención se rebaja al 35% para PYMES y al 25% para el resto de beneficiarios.

Los proyectos con nota inferior a 8 puntos, sólo podrán recibir el 30% de lo invertido si son PYMES y el 20% el resto de beneficiarios.

En el caso de los préstamos, se ha definido un periodo de  amortización de cinco años con dos de carencia, a un tipo de interés del 0,18%.

ginebra

Cuatro millones de euros para fomentar las patentes con proyección internacional

Si es empresario exportador, la innovación está en el ADN de su empresa y las ideas brotan a su alrededor, este es el mejor momento para aprovechar esa creatividad. El Ministerio de Industria, Tecnología y Turismo ha puesto sobre la mesa, según consta en el BOE del 23 de marzo, 4.015.000 euros para “incentivar las patentes y modelos de utilidad en el exterior”.

En el Gobierno son conscientes de que la innovación es el mejor camino para incrementar la competitividad de las empresas y es ese el objetivo principal de estas ayudas. El plan consta de dos programas. Uno dedicado a las patentes españolas, dotado con 231.000 euros, y otro, mucho más potente desde el punto de vista económico, el que tiene su foco en la innovación internacional.  En este caso, se ponen a disposición de personas físicas y empresas los 4.015.000 euros mencionados para fomentar patentes y modelos de utilidad en el exterior. Las ayudas están destinadas a “superar las principales barreras para conseguir una patente europea e internacional”, según el BOE. Se concentran en subvencionar las actividades que suponen un coste en los trámites necesarios para conseguir ese objetivo; como las tasas de presentación o las traducciones necesarias para formalizar los trámites de la extensión de la patente a países donde estas innovaciones sean también de utilidad.

En concreto, las actividades para las que se puede solicitar la ayuda son:

1.- La extensión de una solicitud de una patente o de un modelo de utilidad, ante las oficinas nacionales de países terceros u oficinas regionales de patentes. Entre otros conceptos subvencionables, la convocatoria 2015 incluye: trámites de solicitud, informe de búsqueda, examen o concesión, anualidades y validación de patente europea.

2.- Actividades realizadas dentro del procedimiento internacional del Tratado de Cooperación de Patentes (PCT): trámites de solicitud, búsqueda internacional o examen preliminar.

3.- Solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles (trámites de solicitud y/o informe del Estado de la Técnica. (IET).

Estos gastos serán subvencionables siempre que se hayan realizado entre el 25 de marzo de 2014 y la fecha límite de presentación de esta convocatoria. Es decir, el 23 de abril de 2015 (justo un mes después de su publicación en el BOE).

La cuantía destinada a las ayudas internacionales dependerá del país de referencia en el que se centre la actividad innovadora. En el BOE se detalla la cuantía concreta por cada país. Además, para las traducciones se ha fijado la referencia de 700 euros por traducción y solo se subvencionará una por idioma y solicitud. Nunca serán subvencionables, según el texto del BOE, las traducciones al español.

Las empresas podrán conseguir hasta el 80% de los gastos, mientras que para las pymes y autónomos que facturen menos de 50 millones de euros y tengan menos de 250 empleados se podrá solicitar hasta el 90% de lo invertido. En ambos casos, el montante económico supone un incremento de 10 puntos sobre las cuantías subvencionables en anteriores ediciones. Aún así, existe otro límite: las ayudas no podrán superar los 60.000 euros por empresa y los 65.000 en caso de pymes y autónomos.

Lo más atractivo de esta convocatoria es que es compatible con otras ayudas recibidas para el mismo objetivo otorgadas por cualquier otra entidad pública o privada.

La única vía de solicitud es la electrónica a través de la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

riego

Más de 3.200 millones de euros de la UE para las pymes españolas

La Comisión Europea ha firmado un acuerdo con España que liberará más de 3.200 millones de euros en créditos baratos para pymes con menos de 250 empleados. Una novedad de los mismos es que en lugar de ofrecerse como una subvención clásica, dicha cantidad se canalizará a través de la llamada Iniciativa Pyme, y se utilizará como garantía para asumir riesgos en los proyectos. ¿Y qué es dicha iniciativa? Pues un instrumento desarrollado por la Unión Europea (UE) que pretende movilizar el crédito entre este tipo de compañías. De esa cantidad, el gobierno aportará 800 millones de euros, que es lo que le corresponde de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. ¿Ventajas? Se consigue un mayor efecto multiplicador que si los fondos se concedieran como subvenciones tradicionales. Y si el mercado los absorbe, es posible que dicha cantidad se amplíe hasta los 5.300 millones de euros. “Las pymes tanto de Madrid, como de Barcelona o de Bilbao tendrán un acceso más fácil a préstamos más baratos que les servirán para invertir y crecer”, señala Jyrki Katainen, vicepresidente de la UE. En España, las pymes representan más del 74% del empleo del sector privado y el 85% de los puestos de trabajo que se crean.

Garantías

Otro punto a destacar de esta propuesta es que los intermediarios financieros, es decir, bancos y otras instituciones financieras, disponen de una serie de garantías que cubren las carteras de créditos que concedan. De esta manera, si llegará a producirse un impago, el mismo sería cubierto parcialmente. ¿Cómo? En primer lugar, por la contribución española de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. Después, por el presupuesto de la UE. Y, por último, por el Grupo del BEI (Banco Europeo de Inversiones). Esta garantía es una especie de salvavidas para las entidades financieras, lo que facilitará más préstamos y más baratos. La razón es bien sencilla: su riesgo de crédito está en parte cubierto y, por lo tanto, se reduce.

Iniciativa Pyme es un paso más a la financiación de las pymes, que ya cuentan con la financiación nacional y regional (subvenciones e instrumentos financieros), los recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE). De momento, se está en el proceso de selección de los bancos y de los intermediarios financieros que estén interesados. Para el verano se estima que comiencen a darse los primeros préstamos.

icexnext

ICEX Next: asesoramiento de éxito para salir al exterior

Bien sea por necesidad, porque el mercado nacional se ha quedado pequeño, o bien porque entra de los planes de expansión de la empresa, muchas pymes ponen su punto de mira más allá de nuestras fronteras. Un deseo loable que muchas veces choca de frente con muchas dudas e, incluso, miedos ante lo desconocido.

Para allanar el camino y tapar esos baches, ICEX España Exportación e Inversiones dispone de un programa llamado ‘ICEX Next’ dirigido a aquellas pequeñas y medianas empresas que tengan entre ceja y ceja internacionalizar su negocio, o bien, consolidar su presencia en el exterior.

Seleccionamos aquellas que pueden tener salida en un determinado mercado”. Son palabras de Salvador Ruiz de Zuazu, jefe de sector del Departamento de Iniciación a la Exportación y Formación de ICEX, pronunciadas en el Salón Mi Empresa. Un evento en el que también estuvieron presente dos compañías que han dado este paso: Sociedad Geográfica de las Indias y Piedrafita.

“Si no tienes muy claro lo que quieres hacer, lo mejor es acudir a quienes saben. En la primera aproximación nos dijeron que enfrentáramos nuestros productos con los de otros”, señala César González, director comercial de Piedrafita. Ellos se leyeron las bases y vieron que podían encajar. ¿Cuáles son los requisitos que suelen pedir? Que la pyme cuente con un producto o servicio propio competitivo y que su cifra de exportación no supere el 30% de la facturación. “También que tenga una situación financiera que permita realizar la internacionalización”, acota Ruiz de Zuazu.

Una vez seleccionados, comienza el asesoramiento que consta de 30 horas obligatorias (se desarrolla un business plan por mercados entre otras acciones) y otras tantas opcionales. “El llamado asesor en destino viene tres veces al año a España. Visita a las empresas y ve físicamente si el interés es real y las posibilidades que tienen de entrar en el mercado elegido”, indica el representante de ICEX. En dicho país, ya de vuelta, contacta con tres o cuatro posibles socios comerciales, se entrevista con ellos, y favorece el contacto entre las partes.

“Hicimos una primera fase de consultoría donde vimos la posibilidad de apostar por uno o varios mercados. Luego contamos con un consultor en destino, que fue lo mejor de esta experiencia. Ahora estamos en Colombia y México, y estudiando entrar en Perú y Miami”, resalta Pablo Pascual Becares, director de Sociedad Geográfica de las Indias. Y añade: “El consultor nos dijo que la internacionalización tiene que estar compartida por todo el grupo. Si no, es muy difícil salir adelante”.

Junto al asesoramiento, también se ofrece apoyo económico para gastos de prospección, promoción exterior y contratación de personal para el departamento internacional. Dicho de otra manera, ICEX cofinancia el 50% de los gastos llevados a cabo por la empresa, siendo el máximo de 12.700 euros.

eib

Cómo acceder a los créditos del Banco Europeo de Inversiones

Si gestiona una pequeña o mediana empresa y ha tenido la suerte de conseguir financiación durante los últimos años es muy posible que el origen de ese dinero estuviera en uno de los organismos internacionales menos conocidos entre la población española: el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

 

Se trata, como su propio nombre indica, de un banco del que forman parte todos los países de la Unión Europea. Para entendernos podría decirse que es, algo así, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de Europa. Según los últimos datos ofrecidos por el BEI, las pymes españolas han sido las empresas que más ayudas han recibido por parte de este organismo. Se identifica así mismo como el principal agente financiador en España desde el comienzo de la crisis. Solo en el último año ha concedido créditos por valor de 7.603 millones de euros a pymes españolas, de los que se han beneficiado 62.000 empresas, a una media de 80.000 de euros cada una. El montante es un 12% superior al de 2013.

 

La principal razón  de ese desconocimiento público, a pesar de la contundencia de sus datos, es que gran parte de su labor se establece de forma indirecta. Es decir, el BEI capta dinero de los mercados de capitales y lo presta a tipos de interés muy bajos, pero la adjudicación de este dinero al destinatario final se establece a través de intermediarios. Solo las grandes empresas con proyectos de inversión y desarrollo superiores a los 25 millones de euros pueden solicitar directamente ayudas. El resto de la actividad se canaliza a través de intermediarios tan variados como las sociedades de inversión de Comunidades Autónomas, organismos creados expresamente por los poderes públicos para canalizar fondos o, lo más habitual, los bancos comerciales.

 

En este blog nos hemos hecho eco en más de una ocasión de acuerdos entre varios bancos españoles y el BEI ( ver aquí y aquí) para financiar a pymes y otros muchos ejemplos de esa colaboración habitual.

 

Si el empresario accede a esos créditos tras leer noticias como las que Asesores de Pymes publica o similares, conocerá la labor del BEI. Pero lo más habitual es que acuda a su banco a solicitar un crédito y la entidad lo canalice como crédito BEI si se cumplen los requisitos que el organismo mundial establece como necesarios. En ese caso, es muy probable que el destinatario final del crédito ni se entere de dónde proviene el dinero. Y lo que es peor, aquellos cuyos créditos han sido denegados tampoco descubrirán que, tal vez, una pequeña modificación en la presentación de la solicitud habría sido suficiente como para haberse convertido en destinatario del dinero.

 

Es decir, una pyme no puede dirigirse directamente al BEI para solicitar ayuda, pero sí puede trabajar activamente para conseguirla, siguiendo unos consejos básicos.

 

1. Revisar la página web del BEI. Esto puede ser farragoso si no se saben idiomas ya que no hay versión en español. Está disponible en inglés, francés y alemán.  En ella, además de una amplia presentación, se publican todas las líneas de financiación que se aprueban en los 28 países de la Unión Europea.

 

2. Ponerse una alerta en Google. Esta opción es mucho más útil para los empresarios españoles, el servicio de alertas de Google. Como ya hemos comentado anteriormente, los programas de financiación del BEI se suelen hacer en colaboración con otros actores que, habitualmente, están muy interesados en difundir esa situación. Así que es fácil que cuando se aprueba una línea de ayudas aparezcan noticias, en medios de comunicación, blogs especializados, etc. El rastreador de Google le permitirá acceder a ellas más fácilmente.

 

3. Rastrear la web de los bancos en los que tenga pensado solicitar crédito. Normalmente, los bancos que tienen líneas de financiación con el BEI suelen destinar un apartado destacado de su página web a publicitarlas y a explicar todos los requisitos necesarios para acceder a ellas.

 

4. Estar al día de la actividad de las Sociedades Públicas de Promoción Económica. Existen en casi todas las Comunidades Autónomas y son unos de los organismos que más fondos del BEI han canalizado en España.

 

5. Solicitar expresamente uno de estos créditos. Con la información ya recopilada será mucho más fácil dirigirse al banco e incluso a una de las grandes empresas destinatarias de los créditos BEI y proponer un plan de negocio susceptible de financiación que cumpla con los requisitos adecuados.

 

Para empezar a trabajar, lo mejor es poner en el radar de esta búsqueda la siguiente cadena de palabras: Banco Europeo de Inversiones + Plan Junker.

 

Porque ese precisamente es el plan estrella que con el que la Unión Europea y el propio BEI pretenden incentivar todo tipo de proyectos de inversión y desarrollo en Europa.

Según ha explicado Román Escolano, vicepresidente del BEI, la idea de este plan es crear un fondo europeo de inversiones estratégicas tanto en innovación y estructuras como en pequeñas y medianas empresas.

En estos momentos no es más que un borrador, pendiente de aprobación en el Consejo Europeo. Pero si todo sale como está previsto, el BEI canalizará 21.000 millones de euros, de los cuales 5.000 millones están reservados en exclusiva para las pymes. Estos servirán como aval de los proyectos, por lo que se estima que en total será capaz de movilizar 300.000 millones. “Por cada euro que invierte el BEI se genera una inversión aproximada de 2 o 3 euros de inversores privados”, explicó Román Escolano. Esto es posible porque el dinero del BEI actúa como garantía de créditos de aquellos que los canalizan (empresas privadas, ministerios, ayuntamientos, comunidades autónomas).

Los detalles de cada uno de las líneas de crédito que genere el Plan Junker se irán precisando en el futuro. Aprovecharlo o dejarlos pasar, como dijo Serrat, “depende en parte de tí.”

premios

4 Premios para estimular la actividad emprendedora

Si eres un emprendedor consolidado, o tienes un proyecto en fase embrionaria, existen una serie de galardones que pueden suponerte una inyección económica y mayor formación. Por ejemplo, y hasta el 28 de febrero, Fundación Línea Directa ha abierto el plazo para la recepción de candidaturas a su ‘Proyecto de aceleración para emprendedores de Seguridad Vial’.

Al mismo podrán optar aquellas ideas que tengan como objetivo la reducción de accidentes de tráfico y sus consecuencias. El jurado no valorará que sólo aporten un valor diferenciador y diferentes grados de innovación, sino que también tengan viabilidad organizacional, tecnológica y económica, así como potencialidad de éxito. Los ganadores recibirán una dotación de 20.000 euros a fondo perdido con “arrastre” (coinversión), además de formación, mentoring y acceso a rondas de financiación. Para más información: www.fundacionbankinter.org. Los trabajos se pueden remitir al siguiente correo: info@fundacionlineadirecta.org.

Llamada a la innovación

La Fundación Rafael del Pino, junto al Grupo Cosentino, impulsan la competición para emprendedores denominada ‘Call to Innovation‘. La misma tiene como meta que los emprendedores tecnológicos e investigadores propongan ideas y proyectos para resolver los grandes problemas de España y del mundo a través de la tecnología (desempleo, crisis financiera, educación, dependencia energética….).

El plazo de recepción de candidaturas concluye el 2 de marzo, y los dos ganadores de la competición recibirán una beca, valorada en 24.000 euros cada una, para estudiar en la sede de la NASA en Silicon Valley el programa de posgrado (Graduate Studies Program) de la Singularity University. El mismo tiene una duración de 10 semanas durante el próximo verano. Para más información: www.calltoinnovation.org.

La Fundación Everis, por su parte, ha abierto el plazo de entrega de proyectos para la XIV convocatoria de su Premio Emprendedores cuya razón de ser es fomentar el talento en la innovación y la investigación. Tres son las categorías a las que se puede acceder: Tecnologías de la información y economía digital; Biotecnología y salud; y Tecnologías en el ámbito de la industria y la energía. La cuantía economía es de 60.000 euros para el ganador, y un servicio de asesoramiento valorado en 10.000 euros para todos los finalistas. Las candidaturas podrán presentarse hasta el próximo 31 de marzo (www.premioseveris.es).

Por último, el Centro de Estudios Financieros (CEF) ha convocado la 25ª edición de su premio cuyo fin es estimular la labor creadora y de investigación tanto en el ámbito universitario como en el de la empresa privada y la Administración Pública. El galardón abarca ocho modalidades: Tributación; Contabilidad y Administración de Empresas; Derecho del Trabajo y Seguridad Social; Recursos Humanos; Derecho Civil y Mercantil; Derecho Constitucional y Administrativo; Publicidad y Marketing; y Educación y Nuevas Tecnologías. En total, la dotación en premios supera los 100.000 euros a repartir entre las diferentes categorías. Habrá un primer galardón consistente en 9.000 euros y una estatuilla, y diferentes accésit de 900 euros. Los trabajos podrán presentarse hasta el 30 de abril, y el fallo se emitirá en el mes de julio.

usa

Consigue hasta 50.000 euros para implantar tu negocio en Estados Unidos

¿Tiene un negocio en Estados Unidos? ¿Se está planteando expandir su empresa en el país de las barras y estrellas? Si es así, no debe dejar de prestar atención a una de las convocatorias más atractivas para ayudar a los exportadores a Estados Unidos. Se trata del “Plan ICEX Target USA”, englobado en el plan ICEX España Exportación e Inversiones. El pasado 22 de octubre el BOE dio el pistoletazo de salida a la convocatoria de 2014 que estará abierta hasta el próximo 21 de noviembre.

 

Como en años anteriores, esta línea de ayudas está a disposición de todas las pymes españolas, de cualquier sector de actividad, que cuenten con una filial en territorio estadounidense o participen con un mínimo del 50% del capital social en una empresa de ese país, o el mínimo que indique el Estado en que se realiza la actividad. En el caso de que haya varias empresas en el proyecto, la aportación conjunta de todas las de nacionalidad española también debe superar el 50%.

 

Además, hay un trato especial para aquellas compañías que, aun siendo españolas, hayan decidido desarrollar su actividad en territorio estadounidense directamente y no tengan filiales. En este caso, podrán solicitar ayudas siempre que pertenezcan a sectores “eminentemente tecnológicos”, según las palabras del propio BOE. A saber: biotecnología, nanotecnología, TIC’s, contenidos digitales y otros sectores de alto contenido tecnológico.

 

Cada proyecto empresarial puede aspirar a conseguir un total de 50.000 euros o el 50% de los gastos susceptibles de apoyo. Se consideran gastos subvencionables los realizados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014. Y en algunos casos, también se podrán incluir los gastos de constitución o primer establecimiento de la filial siempre que se constituyera en los últimos cuatro meses de 2013.

 

Como es habitual en las convocatorias del ICEX, el margen para la duda es escaso. Ya que la convocatoria especifica con detalle, aquellos gastos que sí pueden ser objeto de subvención, y entre los que se encuentran:

 

– Gastos de constitución y primer establecimiento: estudio viabilidad, asesoramiento externos (jurídico, contable, financiero…) escrituras, licencias, permisos…

– Gastos de promoción: publicidad, acciones comerciales, participación en ferias…

– Gastos de defensa jurídica de la marca, patentes y homologación.

 

La solicitud de la ayuda debe ir acompañada de una memoria detallada de actividades en la que se expliquen y justifiquen todos los conceptos que buscan ser subvencionables. También será evaluable la estrategia de implantación en EEUU que tiene el negocio que opta a las ayudas. Así como la descripción del proyecto, sus fases de desarrollo.

 

Los 50.000 euros solo podrán conseguirlos las empresas que opten a las ayudas en dos convocatorias distintas. Ya que para el primer año hay fijado un tope de 30.000 euros por proyecto, o el 50% de la inversión.

En el caso de las empresas tecnológicas, el límite será de 15.000 euros, de hecho esa cuantía también es la inversión mínima que se exige a los proyectos de este tipo.

El resto, se completan con los gastos en los que se haya incurrido en el segundo año de actividad en tierras americanas.

 

Quienes se presenten por primera vez a estas ayudas, deben tener en cuenta que la puesta en marcha de su negocio en Estados Unidos no puede ser anterior al 1 de enero de 2014.

 

Para finalizar, conviene recordar la advertencia del BOE “la ayuda contemplada en este Plan es incompatible con cualquier otra ayuda otorgada por ICEX para los mismos conceptos de gasto.”

icex

Última llamada para acceder a las ayudas del plan ICEX Consolida

Mañana es el último día lectivo para que las pymes exportadoras puedan presentar la solicitud de ayudas al plan ICEX Consolida. Así lo indica su publicación en el BOE del pasado 3 de octubre, que estable un plazo de 30 días naturales para acceder a este plan de incentivos a la exportación dotado con dos millones de euros.

Este programa, tiene como objetivo apoyar los proyectos de internacionalización de las pymes españolas en mercados exteriores no habituales. Es decir, las empresas no podrán solicitar ayudas para los proyectos que se estén desarrollando en cualquier país de la Unión Europea, Noruega, Suiza y Estados Unidos.

Para todas las demás, se establece la posibilidad de una subvención económica que compense los gastos en los que se ha incurrido y que será de un máximo del  50% de los mismos, con un tope de 50.000 euros por beneficiario. Esta cantidad se amplía a 65.000 euros en el caso de que la empresa presente varios proyectos desarrollados en distintos países.

El principal requisito para acceder a las ayudas está en el límite de facturación, que no puede superar los 200.000 euros en ninguno de los tres ejercicios fiscales previos, ni tampoco en el actual. Además, la filial extranjera para la que solicitan las ayudas tiene que haberse constituido con posterioridad al 1 de enero de  2013, y la participación de la matriz española deber superar el 50% del capital.

Por otro lado, se considerarán subvencionables todos los gastos necesarios para la puesta en marcha del negocio. Desde estudios de viabilidad, consultoría, asesorías varias, gastos de constitución de la filial (escrituras, permisos administrativos, licencias, etc); certificaciones obligatorias. También se podrán incluir los gastos de promoción. Entendiendo como tales: las investigaciones de mercado, el material de difusión que incluye desde los catálogos en papel hasta la página web, pasando por los expositores de ferias o cualquier otra actividad de marketing y publicidad. Incluso, los posibles acuerdos de patrocinio comercial.

El último grupo de gastos subvencionables es el que se refiere a las cuantías invertidas en defensa jurídica de la marca, registros de patentes, homologaciones necesarias para ejercer la actividad internacional.

En general todos estos gastos deben haber sido realizados en el período comprendido entre el 1 de enero  y el 31 de diciembre de 2014. Aunque, la ley contempla excepciones para incluir gastos de constitución de 2013.

Según se explica en el pliego de convocatoria, los criterios que aplicará el ICEX para la concesión de las ayudas responderán a la calidad de proyecto (máximo 3 puntos); la viabilidad del mismo (permitirá conseguir hasta 5 puntos). Por el impacto se podrá obtener un punto más. Y si el país de implantación de la actividad está considerado como uno de los destinos prioritarios del plan de exportaciones español, también tendrá más facilidad de obtener la ayuda.

 

Los proyectos se pueden presentar presencialmente en la sede del ICEX de Madrid y por Internet. A continuación le dejamos una serie de enlaces de interés para acelerar el proceso de solicitud.

Impreso de solicitud

Programa ICEX CONSOLIDA en PDF completo

ANEXO I: DECLARACIONES RESPONSABLES Y AUTORIZACIONES

Procedimiento Justificación de Ayudas

Anexo al Procedimiento de Justificación de Ayudas

fuentes

5 fuentes públicas y privadas de financiación empresarial

Que la financiación es un pilar básico tanto para el crecimiento como para el día a día de las empresas es algo por todos conocido, pero ¿seguro que conocemos todas las opciones disponibles en el mercado? En el artículo de hoy hemos querido destacar algunas de ellas, tanto de entidades públicas como privadas.

 

 

CDTI

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, acaba de revisar a la baja los tipos de interés de los distintos instrumentos de financiación que ofrece a los proyectos de I+D+i. Estos proyectos se financiarán con un interés igual al Euribor (hasta ahora se sumaba el 0,1%). Las mismas condiciones se aplicarán a las ayudas a la Preparación de Propuestas Comunitarias (APC), a las ayudas para la Preparación de Ofertas a Grandes Instalaciones Científico-Tecnológicas (APO) y a las ayudas a la Internacionalización.

Asimismo ofrece una mejora para la financiación de proyectos Línea Directa de Innovación, que son aquellos que implican la incorporación y adaptación de tecnologías novedosas a nivel sectorial siempre y cuando supongan una ventaja competitiva para la empresa. Estos proyectos se podrán amortizar a tipos del 1% en los préstamos a 3 años y del 2% en los préstamos a 5 años (hasta ahora se aplicaban tipos del 2% y 2,5%, respectivamente).

 

Santander

Fondo Advance es la propuesta que el Santander ofrece a las pymes para financiar sus proyectos. Como condición, tienen que tener más de tres años de vida, y podrán financiar proyectos singulares de inversión para el crecimiento de su negocio: I+D+i, inmovilizado material, expansión de operaciones… por un importe mínimo de un millón de euros, un plazo mínimo de 3 años y mediante deuda estructurada a la tipología del proyecto: subordinada, convertible o de otro tipo.

Importante: esta alternativa de financiación no se dirige a pymes para operaciones de financiación de su negocio recurrente o en situación de restructuración de su pasivo. Asimismo, se excluyen de esta alternativa de financiación los sectores financiero y promotor.

Para las pymes y proyectos que cumplan las condiciones mencionadas, el Fondo Advance facilitaría financiación a medio y largo plazo con flexibilidad en el calendario de pagos y en la exigencia de garantías. La documentación exigida es la siguiente: cuentas auditadas al menos del último ejercicio; plan de inversión / crecimiento asociado al proyecto; y certificados de estar al corriente de pagos con Seguridad Social y con la Agencia Tributaria.

 

Fondo Apoyo a Empresas

Esta iniciativa de CESCE, que cuenta con el apoyo de Ferrovial, Mutua Madrileña y Técnicas Reunidas, ofrece financiación no bancaria a las empresas mediante el descuento de facturas comerciales. Las empresas pueden acceder al Fondo independientemente del tamaño que tengan o de si venden en España o en el exterior. Los recursos llegan en 6 días a partir de la solicitud y el tipo de interés es del 4,75%. Al ser un canal de financiación no bancario, no aparece en CIRBE, y no ocupa líneas bancarias ni de la empresa que solicita la financiación ni del proveedor que paga la factura.

 

BEI y Sabadell

Ha puesto a disposición de las empresas una nueva línea financiera de 500 millones de euros, destinada a financiar proyectos de inversión y capital circulante. Del total disponible, 250 millones de euros provienen de los fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Banco Sabadell aporta 250 millones de euros adicionales.

Podrán optar a la misma pequeñas y medianas empresas, y empresas de mediana capitalización (MIDCAP, hasta 3.000 empleados) industriales y de servicios, y facilitarles el acceso al crédito en condiciones favorables para impulsar el crecimiento económico, la expansión de los negocios y la creación de puestos de trabajo.

La línea incluye préstamos, leasing y renting, hasta un plazo máximo de 15 años, en el caso de las inversiones, y a 3 años, en el caso del circulante, y a un tipo de interés preferente, beneficiándose además de una reducción de un 0,25% en el tipo de interés bonificado por el BEI.

 

ICO

La Línea ICO, para empresas y emprendedores, está dirigida a autónomos y todo tipo de empresas. Mediante la misma, pueden financiarse necesidades de liquidez (hasta el 100% de financiación para operaciones de hasta 3 años), inversiones financiables (hasta el 100% -incluido el IVA o impuesto análogo-, o necesidades de liquidez -adquisición de activos fijos productivos-); adquisición de vehículos turismo (hasta 30.000 euros + IVA); adquisición de empresas; gastos de circulante con un límite de hasta el 50% del importe total de la financiación, que podrá ampliarse hasta el 100% para operaciones de hasta 1, 2 y 3 años. El importe máximo de financiación por beneficiario y año es hasta 10 millones de euros, y el plazo de amortización hasta 20 años.

También dispone de la Línea ICO Innovación Fondo Tecnológico, destinada a empresas innovadoras que realicen inversiones en activos fijos productivos, nuevos o de segunda mano, en territorio nacional. Se puede financiar hasta el 100 % del proyecto de inversión (IVA/IGIC) no incluido, con un límite máximo por cliente de 1,5 millones de euros.

bruselas

Listado de ayudas de la UE para emprendedores

Si quieres emprender, o desarrollar tu negocio o servicio en la Unión Europea (UE), ésta dispone de una serie de fondos y programas que te allanarán el camino. Por ejemplo, con el fin de ayudar a las pequeñas y medianas empresas a explotar al máximo las variadas y diferentes oportunidades que brinda el mercado europeo, en febrero de 2007 se creó la red Enterprise Europe Network. La misma reúne a cerca de 600 organizaciones de apoyo empresarial de más de 50 países y en España, en concreto, cuenta con 52 puntos de contacto repartidos en cámaras de comercio, parques tecnológicos, universidades, y agencias de desarrollo. Los servicios que ofrece son: internacionalización (para impulsar el desarrollo de los negocios en nuevos mercados); transferencia de tecnología (tanto para encontrar la tecnología que necesitas para completar tu negocio, como para hallar socios que puedan usar las tecnologías que has desarrollado); financiación y acceso a fondos (no solo te permitirá descubrir cuáles son las vías de financiación europea a tu disposición, sino que también podrás recibir asistencia para obtener financiación, incluidos los fondos del Séptimo Programa Marco); asesoramiento jurídico (para que vender sus productos o servicios en otro país te resulte más sencillo); y servicios de información.

Si nos centramos en el capítulo de financiación, la UE abarca desde el acceso a la misma a través de “Acceso a financiación”; otro apartado dedicado a los micropréstamos y microfinanciación; y un tercero relativo a las subvenciones y contratación pública.

 

Emprendedores e innovación

 

  • Nacida bajo la filosofía ayudar a toda aquella empresa cuyo trabajo suponga una innovación para el mercado, ‘Instrumento PYME’ – en inglés ‘SME Instrument’ – intenta abordar todas las fases, desde la idea, hasta la comercialización en el mercado. Y abarca tres momentos: el alumbramiento, en el que se le puede otorgar hasta 50.000 euros, a la par que se le asigna un mentor; el desarrollo del proyecto, con una subvención de hasta el 70% del presupuesto (entre medio millón y 2,5 millones); y los instrumentos financieros (garantías, avales, capital riesgo…).

 

  • También interesantes son los ‘Fondos para I+D (Horizonte 2020)’, un programa que financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas en el contexto europeo. Para el periodo 2014-2020 cuenta con casi 80.000 millones de euros. Investigadores, empresas, centros tecnológicos y entidades públicas son quienes tienen cabida en este programa.

 

  • Y aunque se denominada ‘ERASMUS para jóvenes emprendedores‘, no solo está dirigido a jóvenes como tales, sino que también tienen cabida cualquier persona que haya creado una empresa y que la misma tenga menos de tres años de vida. Durante un periodo de seis meses, el emprendedor compartirá experiencias con un empresario experimentado, mejorando de esta manera su plan de negocio. De momento, son más de 2.500 los intercambios efectuados, y para 2020 se espera superar los 10.000.

 

Internacional

Recoge todos los elementos de apoyo de la UE en materia de internacionalización. Y lo hace país por país. En España, por ejemplo, aparece el ICEX, así como todos los organismos a niveles autonómico y regional. También están segmentados por país de destino (si se quiere exportar desde España a Rusia, a China, a Perú…).