pyme_fundacion

En qué le beneficia a una pyme constituir una fundación

La responsabilidad social es un tema cada vez más prioritario en la agenda de las empresas, no sólo como retorno a la sociedad en donde opera sino porque la opinión pública exige y demanda a las entidades un compromiso constante con el ecosistema. En España, las fundaciones dan empleo directo a más de 200.000 personas y suman una facturación conjunta que ronda los 17.000 millones de euros, lo que supone en torno al 1% del PIB. Se calcula que alrededor de 35 millones de personas se benefician directa o indirectamente de la labor que desempeñan.

De acuerdo al informe ‘El sector fundacional español’, existen más de 14.000 entidades de esta tipología, de las que aproximadamente 9.000 están activas. Sin embargo, debido a los recientes años de crisis económica, se ha producido una progresiva reducción en las ayudas públicas a las fundaciones, que, paradójicamente, ha servido para dinamizarlas y profesionalizarlas. Los sectores de educación e investigación ocupan la actividad principal para casi la mitad de ellas, mientras que aproximadamente el 65% son de titularidad privada.

 

Una larga trayectoria regulatoria

Aunque ya el Código Civil de 1889 señalaba la existencia de “corporaciones, asociaciones y fundaciones de interés público reconocidas por la ley”, fue la Constitución de 1978 la que recogió de manera expresa en su artículo 34 “el derecho de fundación para fines de interés general, con arreglo a la ley”. La norma de mayor rango que rige estas entidades es la Ley 50/2002 o Ley de Fundaciones, que se aplica a las fundaciones de ámbito estatal así como aquellas regionales cuya Autonomía no cuente con una ley propia.

En 2014 tuvo lugar uno de los grandes hitos para el sector de los últimos años tras la modificación parcial de la Ley de Mecenazgo de 2002, que permitió reconocer la figura del micromecenazgo (pequeñas aportaciones que contribuyen a la financiación de entidades acogidas a la ley 49/2002). Desde el punto de vista fiscal, el marco normativo español prevé una serie de beneficios para ellas, recogidas en la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, y en la Ley 62/2003 de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden, que modifica la anterior.

A nivel europeo, no existe ninguna Directiva a este respecto, aunque, en 2012, la Comisión sometió a consulta pública la viabilidad de un Estatuto de Fundación Europea. Los dos objetivos con los que nació esta iniciativa fueron la creación de un marco jurídico comunitario para las fundaciones con actividades en más de un Estado Miembro y establecer un principio de equiparación fiscal. Por el momento, este proyecto está paralizado, después de que en 2014 Jean-Claude Juncker anunciara la retirada de 80 propuestas legislativas, entre ellas esta.

Por qué crear una Fundación

Constituir una Fundación en España tiene un doble propósito: por un lado, se mejora de manera notable la reputación de la empresa que la promueve; por el otro, permite beneficiarse de distintas ventajas fiscales tanto en el pago de distintos tributos, principalmente autonómicos, como a la hora de conseguir ciertas exenciones en impuestos como IVA o Sociedades:

  • Impuesto de Sociedades – Exención total de las rentas si la actividad de la Fundación es la de su finalidad estaturia (por ejemplo, en subvenciones, donativos o cuotas de asociados), así como una tributación reducida al 10% para las rentas no exentas.

  • Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados – Exención total en operaciones como las transmisiones onerosas de elementos patrimoniales, variaciones societarias o determinadas actuaciones que hay que realizar ante notario.

  • Distintas exenciones en impuestos municipales, como el Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), o el Impuestos sobre Actividades Económicas (IAE).

  • IVA – Algunas actividades están exentas del IVA según el objeto al que se dedique la fundación, como la cooperación al desarrollo, la asistencia a ciertos colectivos desfavorecidos, las actividades culturales o la atención a la Tercera Edad.

Para la constitución de una fundación se requiere una dotación inicial para el cumplimiento de los fines fundacionales previstos, que la Ley fija en, como mínimo, 30.000 euros. Con estos fondos iniciales, el regulador estima que la entidad podrá iniciar su actividad y, con ello, su objetivo principal, que no es otro que la captación de fondos para fomentar iniciativas que promuevan la equidad social y la mejora en términos globales de la comunidad.

La progresiva profesionalización en la gestión de las fundaciones está trayendo consigo una mayor ambición en el desarrollo de sus estrategias relacionales. Todo ello está acrecentando su influencia en la toma de decisiones regulatorias y legislativas, lo que invita a pensar que, en los próximos años, su rol será semejante al que juegan ya en países como EEUU o Reino Unido.

Manos forma corazon

Qué es el Tercer Sector y qué aporta a una empresa

El Tercer Sector es aquel formado por organizaciones con personalidad jurídica propia, inscritas en un registro público, que no tienen ánimo de lucro al reinvertir sus beneficios en la propia actividad, y que son de titularidad privada.

Las características básicas de estas entidades son:

  • Están formalmente constituidas como asociaciones, fundaciones, entidades religiosas, cooperativas de iniciativa social, o bien empresas de inserción.
  • Sin afán de lucro: reinvierten sus beneficios en la actividad social que desarrollan.
  • Su misión está orientada a la inclusión social de colectivos vulnerables.
  • Desarrollan sus actividades de acción social siguiendo principios de proximidad al territorio o el entorno.

Situación en España

En las dos últimas décadas, el Tercer Sector en España ha experimentado un considerable avance, gracias a la democratización, a la revitalización de la sociedad civil y a la evolución del Estado de Bienestar. Existen hoy alrededor de 29.000 organizaciones activas que se dedican principalmente a los campos de la acción social, integración y atención socio-sanitaria.

Los gastos anuales de estas entidades suponen entre el 1,42% y el 1,69% del PIB de nuestro país. Actualmente, trabajan de modo remunerado unas 530.000 personas, lo que representa el 2,7% del mercado laboral. Además, hay que añadir el número de personas voluntarias que colaboran con estas organizaciones, y que se estima en casi 900.000 personas.

A pesar de su peso en la economía, se trata de un sector dominado por el minifundismo, con una gran cantidad de pequeñas organizaciones que no superan los 150.000 euros de ingresos anuales. En términos generales, su volumen medio de facturación ronda el millón de euros, y el de gastos los 900.000 euros.

Retos principales

  • La reducción de posibles fuentes de financiación como consecuencia de la reciente
  • El aumento de las demandas de las personas beneficiarias, que les obliga a afrontar el futuro ante los nuevos cambios sociales que experimenta la sociedad española.
  • A nivel organizativo y de gestión, es crítico lograr una mayor estabilidad tanto a través de la diversificación de sus fuentes de financiación como a través de la consolidación de sus propias estructuras, incrementando la participación del voluntariado, mejorando las condiciones de las personas contratadas y su formación.

La Responsabilidad social en las empresas

La responsabilidad social empresarial (RSE) consiste en adoptar medidas, iniciativas y actuaciones, a las que se le integran aspectos sociales y medioambientales, dentro de los objetivos que se proponen conseguir las empresas. Es una estrategia que se articula como herramienta de gestión con la finalidad de producir unos beneficios por medio de un comportamiento social, ético y solidario. El Libro Verde de la Comisión Europea la define como “la integración voluntaria, por parte de la empresa, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con los interlocutores”.

Mediante una estrategia de RSE, las empresas se encuentran con destacados beneficios en vía de regreso, tanto tangibles como intangibles, al conseguir a cambio la consideración de los distintos grupos con los que se relacionan: proveedores, empleados, clientes y administraciones públicas. Se está evolucionado de un modelo de filantropía empresarial donde las empresas realizaban aportaciones puntuales de origen caritativo con escaso impacto social, hacia un modelo de responsabilidad social empresarial en el que las empresas tienen una estrategia integral y transversal de Responsabilidad Social, que enfocan su gestión hacia una sostenibilidad social y medioambiental; y establecen relaciones con las entidades sociales estables y a largo plazo. 

¿De qué manera pueden relacionarse las empresas con el tercer sector?

  1. Donaciones dinerarias. Principalmente, a través de los donativos o del mecenazgo. La diferencia entre uno y otro radica en que el donativo es una cantidad que la empresa entrega sin esperar obtener nada a cambio mientras que en el mecenazgo la empresa otorga cantidades de dinero durante un plazo de tiempo para un determinado fin y la entidad beneficiaria se compromete a reconocer públicamente dicha labor.
  1. Donaciones en especie y donaciones de servicios. En esta modalidad, las empresas no entregan dinero, sino bienes que pueden ser los productos que la propia empresa vende y que constituyen una de sus actividades.
  1. Programas de voluntariado corporativo. Consiste en un conjunto de actividades promovidas y apoyadas por una empresa que tiene como finalidad involucrar y fomentar la participación libre de sus empleados a través de la dedicación de su tiempo, capacidades y talento a causas, proyectos y organizaciones sin ánimo de lucro.
  1. Captación de fondos entre los empleados. Consiste en que la empresa oferta a sus empleados la posibilidad de realizar donaciones a entidades sin fines lucrativos, pudiendo ser estas puntuales o periódicas. Dentro de esta modalidad destaca el matching gift, en donde los empleados reúnen una determinada cantidad para donarla y la empresa dará una cantidad igual o mayor a la reunida por los empleados.
  1. Captación de fondos entre los clientes. Las empresas dan acceso a las entidades sin fines lucrativos a sus clientes. Otra forma dentro de esta modalidad es que la empresa promociona entre sus clientes los actos y eventos que dichas entidades realizan.

¿Qué buscan las empresas en las entidades del Tercer Sector?

  • Mejorar su reputación corporativa, demostrando que la empresa se preocupa y se compromete ayudando en tareas de interés social.
  • Constituir una bolsa de trabajo alternativa, accediendo a personas con minusvalía o discapacidad, que tiene una doble recompensa: una deducción en el Impuesto sobre Sociedades de 9.000 euros por cada trabajador que incremente el promedio de plantilla de trabajadores minusválidos, y si el trabajador tuviera una minusvalía superior al 65% la deducción será de 12.000 euros; y, además, optar a conseguir un mayor beneficio neto en su cuenta de resultados.

¿Qué motivaciones puede encontrar el Tercer Sector para colaborar con las empresas?

  • Necesidad de sostenibilidad de la organización en el largo plazo.
  • Identificación de nuevos grupos de interés prioritario (medios de comunicación, empresas responsables), dada la situación de crisis.
  • Perfeccionamiento de las técnicas y modelos de captación de fondos.
  • Aportación de capital humano nuevo, recursos económicos, servicios…
  • Generación de sinergias, intercambio de conocimientos con la empresa: nuevas habilidades para la gestión y dirección.
  • Posibilidad de generar nuevas ideas y proyectos de colaboración.
mayores_45_años

Por qué apostar por los trabajadores mayores de 45 años

España es el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida y una de las tasas de fecundidad más bajas en Europa (1,3 hijos por mujer). Una situación compleja desde el punto de vista de la pirámide poblacional que se complementa con el delicado panorama laboral, caracterizado, entre otros elementos, por un elevado nivel de desempleo juvenil, la extensión de la contratación temporal, y las dificultades de trabajadores mayores de 45 años para reincorporarse al mercado de trabajo. Esta realidad para los más veteranos de la población activa parece replicarse en Europa, donde la tasa de empleo para las personas entre 55 y 64 años no llega en la actualidad al 50%, obligándoles en muchos casos a jubilarse de manera anticipada.

Sin embargo, este tipo de trabajadores pueden convertirse en un gran activo para cualquier pyme desde muy diferentes puntos de vista, por lo que resulta muy oportuno tener presente a este colectivo, que, por regla general, goza de mayores habilidades en cuanto al pensamiento estratégico, la agudeza de ingenio, la consideración, la sabiduría, la capacidad de deliberar, la facultad de racionalizar, el control de la vida, la percepción global y las capacidades lingüísticas. A continuación, enumeramos algunos de los beneficios que pueden aportarnos:

Beneficios trabajadores:

  • Red de contactos. Debido a su larga trayectoria profesional, suelen poseer una agenda muy completa en diferentes sectores y cargos, lo que puede resultar muy provechoso para abrir puertas de modo más rápido para cualquier empresa.
  • Mayor lealtad. Dado que suelen tener cumplidas gran parte de sus expectativas personales y profesionales no toman sus decisiones ni en base a la remuneración que reciben ni al puesto que ostentan, sino, sobre todo, a la satisfacción y el clima laboral.

Bonificaciones para las pymes

Desde el punto de vista económico, contratar a una persona de 45 años en España también tiene sus ventajas, como se puede comprobar en la página del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Estos beneficios van desde la reducción del 100% en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante un año en nuevos proyectos de emprendimiento, a ayudas de 1.300 euros anuales durante tres años si se trata de un contrato indefinido en una empresa de menos de 50 trabajadores. En el caso de que el trabajador, además de tener más de 45 años, posea alguna discapacidad, también gozará de una bonificación de 5.700 euros anuales durante la vigencia del contrato, que subirán hasta los 6.300 euros si se trata de una discapacidad severa.

A nivel regional, la mayoría de las comunidades autónomas cuentan con programas para favorecer su inserción laboral, como, por ejemplo, Madrid (que ofrece ayudas de hasta 3.000 euros por cada hombre mayor de 45 años que logra un contrato indefinido; 3.500 euros si es una mujer), Andalucía (que otorga un pago único de hasta 6.000 euros y de hasta 7.500 euros si se trata de una persona con discapacidad), o Cataluña (donde subvenciona entre el 50% y el 100% de la jornada laboral de estos empleados durante un periodo de seis a 12 meses).

La implementación de este tipo de ayudas ha favorecido el que en 2017 aumentaran un 11,9% las contrataciones indefinidas de estos profesionales, encadenando seis años consecutivos de crecimiento, principalmente en el sector servicios, donde se crearon ocho de cada diez nuevos puestos de trabajo. Muchos de sus empleadores destacan la riqueza de conocimiento que aportan este tipo de personas en sus colectivos, así como su flexibilidad para acometer distintos proyectos sin poner el menor reparo por ello.

Dar oportunidades laborales a este tipo de profesionales parece una apuesta segura para una empresa, combinando esta veteranía con unas adecuadas dosis de ímpetu juvenil. Una realidad que se nos irá haciendo más familiar gracias tanto a que vivimos más y en mejores condiciones físicas y psicológicas, como a que la edad de jubilación se va retrasando paulatinamente. A lo largo de la próxima década se situará en los 67 años; dentro de no mucho es probable que supere los 70, lo que hará de los trabajadores más veteranos una fuerza laboral cada vez más numerosa y, esperemos, valorada.

camara_comercio_espana

Las pymes reciben apoyo en Cámaras de Comercio para salir al exterior

Este organismo impulsó la internacionalización de cerca de 3.800 pymes, invirtiendo en ello un presupuesto de 23 millones de euros, de los cuales una parte ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

 

Uno de los organismos que pone en marcha interesantes programas de internacionalización de empresas es la Cámara de Comercio de España. Según los últimos datos presentados, en 2017 impulsó el salto de casi 3.800 pymes y apoyó su actividad exportadora con un presupuesto de unos 23 millones de euros, de los cuales una parte ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Pero, ¿cuáles son los principales programas de promoción internacional que ofrece la Cámara de España? En asesoresdepymes.com os dejamos un compendio:

  • Xpande: Está dirigido a empresas que se inician en la exportación. En 2017 trabajó con 362 pymes que recibieron asesoramiento individualizado para elaborar su plan de internacionalización. Éste se pone en marcha en una segunda fase del programa. En ese momento la empresa recibe una ayuda económica de hasta un 80% para inversiones máximas de 9.000 euros (o de 15.000 en el caso de Andalucía).Los mercados elegidos como destino de exportación fueron Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Suiza, más cercanos y accesibles para las empresas que se inician en la internacionalización. Los países asiáticos, como China y Japón, e iberoamericanos, como Colombia y República Dominicana, a pesar de que presentan mayores dificultades, son otros de los destinos más seleccionados.

    En cuanto a los sectores más propensos a dar el salto al exterior fueron el agroalimentario (30% de las pymes que se acogieron al programa), servicios (25%), bienes de consumo (20%) y sector industrial (15%).

 

  • Xpande Digital: A él se acogieron unas 360 pymes en 2017. Está encaminado a potenciar el marketing digital de las empresas para mejorar su posicionamiento online en mercados internacionales. En una primera fase, los técnicos de las cámaras de comercio analizan la situación de la empresa y su posicionamiento respecto a la competencia.Una vez realizado este análisis, los expertos camerales diseñan el plan digital para el mercado objetivo elegido y se lleva a cabo la implantación del plan con subvenciones de hasta un 80% (según la Comunidad Autónoma) para inversiones máximas de 4.000 euros.

 

  • Programa Internacional de Promoción (PIP): Gracias a él, en 2017 se llevaron a cabo un total de 467 actuaciones de apoyo a la internacionalización de las empresas, a través de la red territorial de cámaras. En concreto fueron 252 acciones de promoción, 201 actividades de sensibilización e información y 14 actuaciones especiales de interés para las pymes.Las misiones comerciales directas fueron el instrumento más valorado por las empresas y en concreto en el periodo analizado se programaron un total de 133 misiones; la visita a ferias internacionales se sitúa en segundo lugar en cuanto a preferencias y se organizaron un total de 86 visitas.

    Por zonas geográficas, la Unión Europea fue la que recibió más actuaciones con un total de 83 misiones comerciales directas. En segundo puesto se situó África, donde se organizaron 32 actividades de promoción, y en tercera posición se situó Asia.

 

  • Subcontratación Industrial: Cerca de 1.300 empresas subcontratistas contaron con la ayuda de la Cámara de Comercio de España para prestar sus servicios en mercados exteriores en 2017. Estas empresas pertenecen a sectores de actividad como fundición, transformación metálica, mecanización – ingeniería metálica, plásticos, caucho, matrices, moldes y modelos, transformación metálica, recubrimientos superficiales, electrónica o química.Este programa incluye a las empresas que se acogen a él en un directorio con más de 3.000 empresas subcontratistas que pone en contacto a ambas partes. Además, a lo largo del año organiza conjuntamente con ICEX España Exportación e Inversiones diversas ferias de subcontratación en regiones estratégicas. Las próximas en celebrarse serán Esef 2018, en Utrech (Países Bajos) del 20 al 23 de marzo, y Midest 2018, en París (Francia) del 27 al 30 de marzo.
emprendedores_financiacion

Emprendedores: así se obtiene financiación para el negocio

Es probable que el mayor problema con el que se enfrenta cualquier emprendedor sea el de obtener financiación. Para lograrla, lo habitual es acudir a los bancos, pero eso no asegura el préstamo. Muy al contrario, las entidades financieras suelen echar para atrás buena parte de las peticiones de pymes y autónomos. Y si se obtiene el préstamo, el coste del mismo es de los más elevados de Europa (la tasa de interés en ese aspecto ronda el 2,3 por ciento).

Dada la dificultad que para un emprendedor tiene lograr capital para proseguir con la aventura empresarial, lo primero que se debe tener en cuenta es que la negativa de un banco no implica el fin de carrera. Es más, lo habitual para muchos empresarios es encontrarse con un “no” en un primer intento, pero con un “sí” en peticiones posteriores.

Por dicho motivo desde este blog proponemos los pasos a seguir para incrementar las opciones de obtener un crédito para nuestro negocio, tras ser rechazado en un primer intento. Como resumen se puede decir que las claves pasan por descubrir por qué se denegó la solicitud, mejorar la situación financiera y estudiar las alternativas existentes a la financiación bancaria.

Pida explicaciones en la sucursal

Una vez que el empleado de la entidad financiera le comunica que se rechaza su petición de crédito no se levante y se marche de allí. Permanezca sentado y pida explicaciones. Por norma general, en el banco no tendrán inconveniente en ofrecerle un documento en el que cuenta con detalle las razones por las que su solicitud no cumplió los requisitos necesarios para ser aprobada.

Si por el contrario, no obtiene el documento, al menos logre que le expliquen de viva voz dónde han estado los errores. Comprender por qué se ha fallado es clave para ser capaz de presentar en el futuro una solicitud que pueda tener éxito.

Revise sus deudas y préstamos personales

Aunque usted crea que su situación financiera personal y la de su empresa no tienen nada que ver, la realidad es justo la contraria. Antes de concederle un préstamo para su empresa, es seguro que el banco comprobara si usted es buen pagador. De ahí que sea importante que el emprendedor revise sus créditos pendientes. Incluso debe buscar en el pasado por si existe algún conflicto en este sentido del que pueda quedar constancia en el registro. Todo ello será clave para que la entidad apruebe o no la solicitud.

Mejore la situación financiera del negocio

Es obvio que antes de entregar dinero, aunque sea a cambio de un tipo de interés elevado, el banco comprobará si su negocio está capacitado para afrontar los pagos. Por eso, la entidad financiera estudiará sus cuentas antes de conceder nada. Sin duda, tendrá en cuenta la solidez de sus ingresos anuales y la capacidad de la firma para obtener beneficios. Aunque también se revisará la tesorería y la política comercial.

De ahí que sea imprescindible que el emprendedor eche un vistazo a todos esos factores e  intente mejorarlos antes de volver a presentarse ante un banquero para solicitar un crédito.

Revise todos los pasos

Además de lo comentado en los puntos anteriores, se deben valorar que siempre existen errores o descuidos que pueden ser importantes para la entidad bancaria y que, quizá, haya influido en la negativa. Para evitar que esa circunstancia vuelva a ocurrir hágase las siguientes preguntas: ¿llevé todos los documentos que me pidieron?, ¿comprobé todos los aspectos del formulario de solicitud? y ¿las cuentas reales de la empresa coinciden con los documentos que se proporcionaron a la entidad?

Solo si ha contestado de forma afirmativa a las cuestiones anteriores estará usted seguro de que no ha cometido un error burocrático que podría haber tenido fatales consecuencias. Con todo, para estar totalmente convencidos nada mejor que contar con la colaboración de otro par de ojos, un contable sería una buena opción, en el momento de revisar la documentación enviada.

Consiga garantías para que el banco quiera prestarle

Si dispone de un seguro de crédito puede pedir a su aseguradora Certificados de Seguro, una certificación de las facturas declaradas al seguro, que permitirá al banco saber que no sufrirá impagos y que, por tanto, tampoco impagará usted.

Hágase con Títulos de Liquidez, unos documentos validados por el Banco de España como Garantía Personal que emite CESCE y que le permitirán conseguir financiación bancaria para el anticipo de créditos comerciales, en modalidad de Factoring Sin Recurso.

Estudie todas las alternativas que existen a los bancos

Las condiciones que un banco tiene a la hora de conceder un crédito no suelen coincidir con las de otros organismos adonde también se puede acudir en busca de subvenciones y créditos para emprendedores. Con esta idea exponemos a continuación algunas de las múltiples alternativas que existen y que se deben valorar si se pretende lograr capital para el negocio.

  • Los créditos FIEM, concedidos por el ICEX.
  • CESGAR, un organismo sin ánimo de lucro que da financiación a las pymes.
  • Los créditos ICO para autónomos y empresas que realizan inversiones productivas en el territorio nacional.
  • La Empresa Nacional de Innovación (ENISA).
  • El Fondo Apoyo a Empresas.
  • Las comunidades autónomas, que también disponen de diferentes líneas de financiación para empresas.
  • El crowdfunding.
  • Los business angels.
  • El capital riesgo
  • El private equity
  • Y, por último, aunque a veces se les pone los primeros, la familia y los amigos.

Como se puede ver salir de una sucursal bancaria con una negativa no implica el final del camino. Por fortuna, las opciones de financiación para los nuevos negocios son cada vez mayores.

muñecos en sofá con fondo mundo

Nuevas opciones del ICO para fomentar la internacionalización

El Instituto de Crédito Oficial ha renovado sus protocolos de colaboración con un buen número de entidades financieras españolas, y ha añadido dos nuevas opciones de solicitud de fondos: la Línea ICO-IDEA, para proyectos de eficiencia energética, y la Línea Canal Internacional, para potenciar la actividad exportadora.

 

Un año más, el Instituto de Crédito Oficial ha vuelto a firmar sus habituales protocolos de colaboración con entidades financieras para la puesta en marcha de las líneas de crédito para 2018. Éstas serán gestionadas por Banco Popular, Caixabank, Bankinter, Bankia, Santander, Abanca, BBVA, Microbank e Ibercaja.

Con el arranque de 2018, además, ha presentado dos nuevas categorías a las que acogerse, como la Línea ICO-IDAE, con la que se financiarán inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética de las empresas. Y la Línea Canal Internacional, que posibilita que las compañías españolas puedan solicitar préstamos en banca local y, sobre todo, en las entidades autorizadas que tengan sede en los países donde se vayan a desarrollar los proyectos de inversión o la actividad exportadora.

Este organismo público, que cumple 25 años, ha financiado más de 79.900 operaciones durante 2017, por un importe cercano a los 4.600 millones de euros. Una cifra muy similar a la empleada en 2016, según ha asegurado su presidente, Pablo Zalba.

El responsable de la entidad ha concretado que el 92,7% de los préstamos concedidos han sido suscritos por pymes con menos de 49 trabajadores, y el 66,5% por micropymes. De hecho, el ICO calcula que cerca del 53% de los créditos concedidos han sido inferiores a 25.000 euros.

La línea Canal Internacional

Podrán acogerse a ella aquellas empresas con domicilio social en España. O las que aún estando asentadas de forma oficial fuera de nuestras fronteras tengan intereses en nuestro país y vendan bienes o servicios, con aplazamiento de pago, a empresas con domicilio social fuera de España.

El importe máximo concedido será de hasta 12,5 millones de euros (o su contravalor en la divisa local correspondiente). Si la financiación se destinase a la exportación a medio y largo plazo, en una o varias operaciones, esa cantidad podría duplicarse hasta los 25 millones de euros.

La financiación solicitada ha de estar enfocada a: proyectos de liquidez; de inversiones productivas fuera de España; como crédito suministrador para las compañías antes descritas, aptas para beneficiarse de esta línea; como crédito comprador para financiar a empresas con domicilio social fuera de España para la adquisición de bienes o servicios exportados por las compañías antes descritas (esta última opción puede estar sujeta a financiación complementaria).

La modalidad y las condiciones financieras quedan sujetas al contrato que firme el cliente con la entidad elegida para tramitarlo y, por el momento, sólo hay tres a las que acudir y todas ellas cubren la región latinoamericana.

¿Que entidades gestionarán los créditos?

  • CAF: El ICO ha concedido a CAF –banco de desarrollo de América Latina- un préstamo global de 300 millones de dólares (unos 245 millones de euros) que debe destinarse a financiar este tipo de proyectos para empresas españolas afincadas en países iberoamericanos. A través de bancos locales de la región, CAF financiará a empresas que tengan al menos un 30% de capital español y que deseen acometer proyectos de inversión en América Latina y el Caribe.
  • BCIE: El Banco Centroamericano de Integración Económica cuenta con un préstamo global del ICO de 25 millones de euros, destinados a proveer de fondos a proyectos de comercio exterior y de fomento de sectores productivos. ICO ha activado esta línea de crédito para que BCIE, directamente o a través de bancos locales de Centroamérica, financie a empresas que tengan, al menos, un 30% del capital español y que desarrollen actividades comerciales en esta zona de influencia.
  • BANBIF: El Banco Interamericano de Finanzas, una de las entidades más importantes de Perú, cuenta con un préstamo global de 30 millones de euros para financiar proyectos de inversión y necesidades de liquidez, así como exportaciones a medio y largo plazo. La idea es fomentar e intensificar el intercambio comercial entre España y Perú, uno de los países que más ha crecido en la región latinoamericana en los últimos años.
Grúas navales

Nuevas ayudas públicas para impulsar al sector naval

En el último trimestre del año, la Administración ha actualizado normativas y firmado acuerdos para dar un nuevo empuje y ayudas a los astilleros españoles. Éstos están entre los más valorados a nivel mundial, en parte gracias a su apuesta por la I+D+i, y exportan en torno al 85% de su producción.

 

España se encuentra en los puestos de cabeza del ranking mundial de la construcción naval, un sector eminentemente exportador que da trabajo a 87.000 familias de forma directa e indirecta, según fuentes de la patronal Pymar. Integrado sobre todo por medianas empresas, durante el pasado ejercicio sumó 65 unidades en construcción equivalentes a más de 452.000 CGT (toneladas compensadas). Las ayudas darán un nuevo empuje.

Esta cantidad supone un crecimiento interanual del 2,3% y de más del 50% con respecto a cinco años antes. Nuestro país se sitúa así en el puesto 13º del mundo y 2º de la Unión Europea con más unidades en cartera, por delante de naciones costeras de su entorno como Italia, Alemania o Francia. De esos encargos, el 35% eran buques remolcadores, un 20% buques pesqueros y un 11% buques offshore (polivalentes de apoyo en alta mar).

Para mantener y mejorar tales cifras, el sector público se ha volcado con esta industria en el último trimestre del año. Para empezar, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el pasado 6 de noviembre el Real Decreto 873/2017, por el que se regula y actualiza la concesión de ayudas al sector de construcción naval en materia de investigación, desarrollo e innovación.

Quién se puede beneficiar de las ayudas

Podrán ser beneficiarios de las ayudas aquellos astilleros autorizados en España para la construcción de buques de casco metálico de más de 100 GT (arqueo bruto). Quedan exentas, entre otras, las empresas que tengan pendientes obligaciones de reintegro de subvenciones. También las que hayan declarado una ayuda ilegal o incompatible con el mercado común europeo.

El otorgamiento de las ayudas queda supeditado a la disponibilidad de recursos del fondo de reestructuración, gestionado por Pymar, una ‘hucha’ que tiene los días contados. No obstante, el texto apunta que el Ministerio de Economía podrá inyectarle hasta 15 millones de euros anuales hasta 2020, con cargo a sus presupuestos, si fuese necesario.

Según la patronal, a lo largo de esta década, el sector ha invertido más de 428 millones de euros en I+D+i, una cuantía que ha dotado a los barcos españoles de un alto valor añadido. “Los astilleros pequeños y medianos en España se caracterizan por construir buques muy especializados, con un muy alto nivel tecnológico, y centrados en series muy cortas o únicas”, aseguran fuentes de Pymar.

Financiación y Seguros en las ayudas

El mismo 6 de noviembre el BOE publicaba también una actualización del Real Decreto 442/1994 sobre primas y financiación a la construcción naval, por la que se regulan las subvenciones de los intereses generados a través de los préstamos solicitados para la construcción de barcos. El importe máximo no superará en ningún caso el 80% del valor del buque y su cuantía será la diferencia entre el tipo de interés del crédito concedido y el tipo comercial de referencia del euro, con un límite en la subvención de un punto porcentual.

Por otra parte, en los últimos días Pymar ha suscrito con la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) un acuerdo de colaboración que tiene como objetivo dar un nuevo impulso a la exportación en esta industria. Según la consejera delegada de Pymar, Almudena López del Pozo, el 85% de la contratación de los astilleros privados españoles responde a demanda extranjera.

A través del acuerdo con CESCE, se facilitará a las compañías la contratación de buques y se agilizarán los trámites para su financiación con armadores internacionales. Además se les ofrecerán herramientas para asegurar las operaciones, como la Póliza de Seguro para Crédito a Comprador, destinada a cubrir la financiación solicitada por el armador extranjero

También la Póliza de Seguro por Riesgos de Ejecución de Avales para Emisores, que cubre la emisión de garantías exigidas por el armador, como la garantía de reembolso de los pagos que va realizando durante la construcción del buque. Además de la Póliza de Seguros a Exportadores por Riesgos de Ejecución de Fianzas Indebidas, la Póliza de Garantías Bancarias (que cubre a la entidad financiera que otorgue un crédito para prefinanciar al astillero durante el periodo de construcción del barco) y la Póliza de Crédito Suministrador, para la cobertura al astillero del riesgo de impago del importe aplazado.

cesce

Los datos y el seguro exportador

La internacionalización del tejido empresarial y ser exportador

Desde hace varios años, la Administración y las empresas españolas y sus organizaciones representativas apuestan decididamente por fomentar la internacionalización de nuestro tejido empresarial, conscientes de que si la economía española quiere crecer, ha de ser a través del exterior. Es por ello que desde todos estos ámbitos se alienta a las empresas a salir al exterior como única vía de crecimiento, como medio para fomentar la productividad, la innovación y para crear empleo. Para ello es necesario ser exportador.

Un mensaje este de internacionalizarse para crecer que, pese a su validez incuestionable no siempre se acompaña de una reflexión previa y necesaria como es la necesidad de disponer de masa crítica, productividad, innovación y capacidad de crecimiento como garantías del éxito a la hora salir al exterior.

Los datos y el seguro exportador

Un aspecto este último esencial en un tejido empresarial como el español que está formado casi en su totalidad por pymes. Las empresas con menos de 250 trabajadores representan el 99,88%, lo que equivale a 3.178.408 unidades productivas. Por ello, si queremos que se consolide el modelo de crecimiento orientado al exterior, debemos dinamizar los instrumentos que ayuden a potenciar esas deficiencias en productividad, innovación y, fundamentalmente, en la financiación.

Las carencias financieras son, hoy, uno de los factores que más está frenando el desarrollo de la exportación en las empresas. Desde las distintas administraciones se han puesto en marcha diferentes instrumentos financieros públicos para solucionarlas o mitigarlas. Entre ellos está el seguro de crédito de CESCE, que juega hoy un papel esencial como elemento dinamizador y de apoyo a la iniciativa empresarial. Un papel clave que quedó de manifestó durante los primeros años de la crisis, cuando fueron los mecanismos oficiales los que hicieron posible acometer los proyectos en el exterior ante la carencia casi absoluta de crédito por parte de las entidades, demostrando su utilidad como corrector de fallos de mercado.

Hoy, con la recuperación económica en fase de consolidación, y con ella la oferta de financiación privada, la realidad es que ésta, que fluye para las grandes empresas, todavía no llega a las pymes; o, al menos, no lo hace en la cuantía y con las condiciones que debiera, lo que se traduce en pérdida de oportunidades de negocio exterior y de crecimiento en los mercados internacionales. Y a esto es a lo que quiere y va a contribuir CESCE, a través del Plan Estratégico que la Compañía ha aprobado con el horizonte del año 2020, y que tiene como ejes estratégicos la internacionalización, la digitalización y las pymes, poniendo al cliente como eje prioritario de todas las actividades y productos.

filiales_usa

Hasta 30.000 euros para la creación de filiales en EE.UU

ICEX vuelve a poner en marcha su Plan Target USA, a través del cual concederá ayudas a todas aquellas empresas que se hayan establecido o vayan a establecer una filial en el EE.UU. Las compañías interesadas tienen hasta el día 13 de noviembre para presentar su solicitud.

 

ICEX España Exportación e Inversiones ha puesto en marcha la quinta edición de su Plan Target USA, a través del cual se concederán ayudas de hasta 30.000 euros a aquellas empresas que establezcan filiales en este país norteamericano. Con un presupuesto total de 1,5 millones de euros, las compañías que lo soliciten podrán deducirse el 50% de determinados gastos, como los previos a la constitución y primer establecimiento, los de promoción, los de defensa jurídica de la marca y los de homologación en los EE.UU.

Los proyectos presentados han de contemplar una filial ya constituida en EE.UU. y pueden pertenecer a cualquier sector de actividad. En el caso de que la solicitud de ayuda se curse por primera vez en esta convocatoria, la fecha de constitución de la filial no podrá ser anterior al 30 de junio de 2016. Los sectores de biotecnología, nanotecnología, TICs, contenidos digitales y otros segmentos de alto contenido tecnológico no necesitarán contar con esta filial para percibir las ayudas.

¿Qué gastos?

Serán objeto de ayuda los gastos efectuados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017. También los gastos previos, de constitución y primer establecimiento de la filial para la que se solicita el apoyo realizados en 2016, siempre y cuando hayan sido efectuados, como máximo, en los cuatro meses anteriores a la fecha de constitución en EE.UU. Las empresas beneficiarias del Plan en 2013, 2014, 2015 y/o 2016 no podrán presentar gastos de constitución.

Por ejemplo, son justificables los estudios de viabilidad contratados con empresas especializadas; el asesoramiento externo relacionado con la constitución de la filial; estudios de investigación del mercado estadounidense realizados por consultores externos; material de difusión y promoción (catálogos, folletos, carteles, expositores, páginas web, etc.); y el desarrollo de programas informáticos y aplicaciones móviles con fines promocionales.

También todas aquellas acciones de posicionamiento y marketing en redes sociales; la presentación de productos y servicios en exposiciones temporales; la organización y promoción de desfiles de moda; la participación en ferias, los patrocinios comerciales (siempre que tengan como objetivo el lanzamiento de la filial en EE.UU.); y la contratación de agencias de relaciones públicas.

El plazo de presentación finaliza el lunes 13 de noviembre

ICEX podrá solicitar por escrito a la empresa solicitante documentación adicional, que deberá presentarse en un plazo máximo de 10 días naturales. Todo ello podrá remitirse al organismo dependiente del Ministerio de Economía de varias maneras.

La opción preferente en la vía telemática, para el que es necesario contar con certificado digital. Pero también puede enviarse por correo ordinario, imprimiendo la solicitud y remitiéndola obligatoriamente a Servicios Centrales de ICEX. Dirección General de Internacionalización de la Empresa, Pº de la Castellana 278 – 28046 Madrid, en horario de registro: de lunes a jueves de 09:00 a 17:30 horas y los viernes de 9:00 a 14:00h. o mediante correo certificado.

Según ICEX, las ayudas se concederán a través de un sistema de puntos hasta un máximo de 10, valorando los proyectos de acuerdo a una serie de criterios y ponderación: Calidad del proyecto (máximo 3 puntos); viabilidad (máximo 5 puntos) e impacto (máximo 2 puntos).

Anteriores convocatorias

Hasta la fecha, el Plan Target USA ha ayudado a que 343 pymes españolas se inserten en el tejido empresarial estadounidense. El año pasado fueron 73 los proyectos impulsados, la mayoría pertenecientes a los sectores de las infraestructuras, TIC y sanitario. Por otra parte, el 38% de las ayudas se destinaron a la apertura de nuevas filiales, principalmente en Florida, California, Nueva York y Delaware.

Este año, aquellas que reciban las ayudas pasarán a formar parte, además, de la Red ICEX Mentoring. De esta manera, la empresa beneficiaria se compromete a ofrecer su asesoramiento a otras sociedades españolas que deseen acceder al mercado estadounidense. El asesoramiento se hará siempre por intermediación y bajo petición de la Oficina Económica y Comercial de ICEX.

ayudas_pymes

Nuevas ayudas para las pymes industriales y del comercio

El Ministerio de Economía ha aprobado una ayuda en especie para dar asesoramiento individualizado a las pymes industriales del sector manufacturero. Por otra parte, la Junta de Andalucía ha anunciado una subvención de hasta 21.000 euros por empresa para modernizar y digitalizar su pequeño comercio.

Impulsando el crecimiento

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha anunciado recientemente a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) la convocatoria de ayudas de asesoramiento para la pequeña y mediana empresa de la industria manufacturera. En concreto se trata de una iniciativa que tiene como objetivo impulsar el crecimiento de la industria española ofreciendo apoyo especializado e individualizado a la sociedad que lo solicite.

¿De qué consta?

Las empresas beneficiarias contarán con 50 horas de atención personalizada desarrolladas por la Fundación EOI, dependiente de la Escuela de Organización Industrial, con cargo a la Secretaría General de Industria y de la Pyme.

Esta ayuda en especie se prestará a través de reuniones individualizadas, en las que se incluirán lo siguientes servicios: diagnóstico previo de la situación de partida de la empresa; análisis interno de la organización y del negocio; elaboración de un plan de asesoramiento personalizado; seguimiento y evaluación de dicho plan; y visitas necesarias a las instalaciones de la compañía, dos en la fase de diagnóstico y dos en la de asesoramiento temático.

El precio total del servicio ronda los 6.500 euros, de los cuales un 85% será sufragado por la Fundación EOI bajo la modalidad de ayuda en especie, siempre que la compañía beneficiada complete el proceso de asesoramiento. El 15% restante (unos 975 euros) tendrían que ser abonados por la propia compañía.

Podrá solicitar la ayuda del Ministerio cualquier pyme que desarrolle o que vaya a desarrollar una actividad industrial productiva, siempre que su objeto social se refiera a actividades encuadradas en la Sección C – Divisiones 10 a 32 de la Clasificiación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 2009). Es decir: fabricación textil, de bebidas, de productos farmacéuticos, de caucho y plásticos, muebles, metalurgia, automóvil, etc. El plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el 22 de septiembre de 2017.

Convocatoria para el comercio andaluz

En los últimos días también se ha anunciado el lanzamiento a lo largo del mes de septiembre de una serie de ayudas, articuladas por la Junta de Andalucía, para fomentar la modernización de las pymes del sector del comercio. Éstas podrán solicitar hasta 21.000 euros para poner en marcha proyectos digitales de expansión de negocio.

El presupuesto inicial, aportado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) es de 3,9 millones de euros. Éste podrá gestionarse hasta finales de 2018 y deberá ir a parar a aquellas pequeñas y medianas empresas del sector inscritas en el Registro de Comerciantes y Actividades Comerciales de Andalucía que lo soliciten.

El Gobierno andaluz habilitará dos líneas: una, con 1,06 millones de euros de dotación, para proyectos de incorporación y actualización en el ámbito TIC (tecnologías de la información y la comunicación); y otra, de 2,84 millones, para iniciativas de diversificación y expansión de las empresas. Ambas se convocan en régimen de concurrencia competitiva y pueden llegar a cubrir hasta el 75% de las inversiones.

Para la primera de las líneas se podrán conceder hasta 6.000 euros por solicitante. Las subvenciones han de servir para realizar mejoras como: la implantación de software de contabilidad, facturación, almacén o automatización de ventas; la adquisición e implantación de equipamientos informáticos y hardware como ordenadores o terminales de punto de venta; y el desarrollo de actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet o a través de las nuevas tecnologías.

También se incluyen proyectos relacionados con el diseño e implantación de tiendas online, páginas web con información corporativa y catálogos de productos y aplicaciones para móviles. Para el acceso a estas ayudas se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de, al menos, seis meses de antigüedad.

Por lo que respecta a la segunda línea, la cuantía máxima subvencionable es de 15.000 euros. En este caso, se respaldan iniciativas como: la ampliación y reforma del establecimiento; la apertura de segundos puntos de venta con mantenimiento de los preexistentes; la adquisición de equipamiento y mobiliario comercial del establecimiento, y las actuaciones de innovación y modernización de imagen corporativa, interiorismo y escaparatismo. En este caso se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de al menos tres años ininterrumpidos de antigüedad.

South_Summit

South Summit vuelve a poner en valor al emprendedor tecnológico

Madrid acogerá en octubre South Summit, un foro de encuentro internacional para startups e inversores en busca de proyectos innovadores. En esta ocasión se ha dedicado un espacio exclusivo dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones con el fin de facilitar su interacción y favorecer el cierre de proyectos.

 

Entre el 4 y el 6 de octubre Madrid acogerá una nueva edición de South Summit, un encuentro en el que emprendimiento e innovación se dan la mano y al que acuden empresarios e inversores de todas las partes del planeta. De hecho, este año contará con un espacio de debate dirigido a fondos de inversión y de venture capital, business angels, instituciones y corporaciones para compartir estrategias, aprendizajes, cerrar potenciales rondas de inversión.

 

Expertos asistentes a South Summit

Se convierte así en una interesante cita para las startups de dentro y fuera de España, ya que entre los expertos que han confirmado su presencia están: Jonathan Medved, CEO de Ourcrowd, una plataforma de equity crowdfunding que ha invertido ya más de 440 millones de euros en 70 compañías tecnológicas en fases tempranas de desarrollo.

También acudirá Laura Grimmelmann, inversora en Accel Partners, uno de los mayores fondos del mundo, interesado en jóvenes startups especializadas en software, data y el llamado ‘consumer internet business’, que pone en contacto directo al proveedor de un servicio con el consumidor. Tampoco faltarán: Johannes Bruder, COO de Rocket Internet, desde donde se han constituido firmas tan conocidas como Zalando; y Carolina Brochado, partner del fondo Atomico y referente en el mundo del venture capital, entre otros muchos.

 

Foco de aprendizaje asegurado

Además de ser un punto de encuentro para encontrar la tan ansiada financiación o el apoyo de grandes compañías, South Summit también es un foco de aprendizaje y conocimiento. Hay más de un centenar de ponentes confirmados de distintas nacionalidades, que representan a diversos sectores y que tratarán en sus conferencias y mesas de debate temas específicos para la puesta en marcha y desarrollo de empresas tecnológicas.

No obstante, hay ocho bloques temáticos que tendrán especial protagonismo durante la celebración: sistemas inteligentes de transporte; viajes y turismo; sistemas de gestión financiera innovadores; industria y sostenibilidad; gestión de contenidos; salud y biotecnología; moda y estilo de vida; y arte y cultura.

100 Startups Finalistas

Anualmente la organización de South Summit da la oportunidad a 100 empresas innovadoras a presentar sus proyectos en uno de sus escenarios, la mayoría vinculadas a esos ocho bloques temáticos. Para participar hay que inscribirse en la Startup Competition, que este año ha recogido unas 3.500 solicitudes, de las cuales un 53% han sido de origen internacional, procedentes de 72 países.

Para realizar la selección final, un jurado conformado por más de 90 expertos ha valorado factores como la innovación que aportan al mercado, la viabilidad económica, la escalabilidad de su tecnología, el equipo humano que está detrás y si son o no invertibles. Según la organización, un 31% de las seleccionadas cuentan ya con un proyecto consolidado en fase de crecimiento.

Además de su puesta de largo en South Summit, todas las startups elegidas tendrán acceso a formación, reuniones individualizadas, mentoring y un espacio propio en el lugar de celebración para montar un stand que facilite su visibilidad. El proyecto ganador competirá por un millón de dólares en financiación en la Startup World Cup de Silicon Valley y contará con una campaña guiada por Seedrs, una de las plataformas de equity crowdfunding más importantes a nivel mundial.

En cualquier caso, llegar a esta fase ya se convierte en una gran oportunidad. Los finalistas de las tres ediciones anteriores, entre los que resuenan nombres tan conocidos como Cabify y Spotahome, han cerrado rondas de financiación por un valor conjunto que se aproxima a los 1.000 millones de euros. En unas semanas, los seleccionados tendrán la oportunidad de darse a conocer ante inversores nacionales e internacionales y grandes corporaciones en busca de innovación, y muy probablemente podrán engrosar esa cifra.

xpande

Programas Xpande y Xpande Digital para PYMEs

 

Dos iniciativas puestas en marcha por la Cámara de España con fondos FEDER han permitido que desde enero 279 las pequeñas y medianas empresas reciban asesoramiento para su internacionalización. En septiembre se cierra una nueva convocatoria.

 

El pasado mes de enero, la Cámara de Comercio de España (el organismo representante de las cámaras de comercio territoriales de todo el país) empezó a asesorar a 279 PYMEs españolas sobre el mejor modo de dar el salto al mercado exterior, de tal manera que pudieran convertirse en “exportadoras habituales”. Las PYMEs participantes se encuadraban en diversos sectores (agroalimentario, industrial, bienes de consumo, industrias culturales y servicios) y procedían de varias comunidades autónomas: Castilla y León, Extremadura, Canarias, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía y Galicia.

 

Esta iniciativa, que concluyó en junio, se llevó a cabo a través de dos programas de internacionalización cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): Xpande y Xpande Digital. Ambos cuentan con dos convocatorias públicas anuales (su duración es de 6 meses) y estarán en funcionamiento hasta el año 2020.

 

Programa Xpande: Iniciación a la exportación

 

El Programa Xpande está dirigido a PYMEs españolas (trabaja actualmente con un total de 152 empresas) que quieran iniciarse en la exportación, ayudando a dar los primeros pasos y proporcionando las claves que puedan facilitarles la sostenibilidad en un mercado exterior concreto. Los técnicos de la Cámara:

 

  • Dotan a la PYME en cuestión de una metodología capaz de dotar a su proceso exportador de bases sólidas, que aumenten sus posibilidades de éxito.
  • Facilitan orientación estratégica en función del mercado y de la posición competitiva de la empresa.
  • Elaboran un plan de exportación para el mercado objetivo de la PYME.
  • Ofrecen ayudas económicas para desarrollar el plan de internacionalización.

 

Así, el Programa Xpande proporciona un diagnóstico personalizado se articula en torno a cuatro módulos: selección de mercados, acceso al mercado, comunicación y marketing y económico-financiero. En una segunda fase del programa se pone ya en marcha el proceso de internacionalización, momento en el cual la empresa recibe una ayuda económica de hasta un 85 % (según la comunidad autónoma en la que esté radicada) para inversiones máximas de 9.000 euros.

 

En cuanto a los mercados elegidos como destino de exportación sobresalen los países europeos como Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Suiza, más cercanos y accesibles para las empresas que se inician en la exportación. Los países asiáticos (como China y Japón), e iberoamericanos (como Colombia y República Dominicana) son otros de los destinos más seleccionados pese a sus dificultades.

 

Programa Xpande Digital: Posicionamiento online en mercados internacionales

 

El Programa Xpande Digital se dirige a PYMEs españolas (participan actualmente un total de 127) que cuenten previamente con página web corporativa y deseen fomentar y potenciar el marketing digital y necesiten, por tanto, un plan de posicionamiento digital para mercados exteriores. La Cámara ayuda a estas empresas facilitando orientación estratégica en función del mercado al que se dirigen y del producto/servicio que ofrezcan, proporcionando además de las herramientas necesarias para fortalecerlas en el mercado objetivo y seleccionando las acciones de marketing digital más adecuados en función de la clase de clientes, de productos y/o servicios y del país elegido para iniciar sus operaciones.

 

En una primera fase, los técnicos de las cámaras de comercio analizan la situación de la empresa y su posicionamiento respecto a la competencia. Una vez realizado este análisis, los expertos de la Cámara proceden a diseñar un plan digital para el mercado objetivo elegido y se lleva a cabo la implantación del plan con subvenciones de hasta un 85 % (según la comunidad autónoma) para inversiones máximas de 4.000 euros.