canales

Aumentar los canales de venta puede multiplicar los clientes

Elevar las ventas es un objetivo ineludible para que un negocio sobreviva y prospere, pero a veces resulta difícil conseguirlo. Sin embargo, lo será menos si multiplicamos los canales a través de los que los potenciales clientes pueden acceder a los productos y servicios que se ofrecen. Aunque habitualmente cada negocio suele utilizar de forma predominante un canal de comercialización –a través del que le llegan la mayoría de sus compradores-, nunca hay que cerrar la puerta a los demás. Y, en cualquier caso, siempre se pueden combinar.

En los negocios a pie de calle, el principal canal suele ser el propio establecimiento al que acuden los compradores cuando necesitan alguno de los productos o servicios que se ofrecen en él. Sin embargo, en otro tipo de actividades es más operativa la venta a domicilio o la visita de un representante, que pregunte por las necesidades del cliente, resuelva sus dudas y atienda sus peticiones y encargos.

En estos casos, existen dos formas de actuar: acudir directamente al domicilio o concertar por teléfono una cita previa. La segunda fórmula es más recomendable, ya que en el primer supuesto las probabilidades de que el posible cliente abra la puerta y de que, incluso una vez conseguido esto, compre el producto suelen ser mínimas.

El teléfono también puede servir para intentar vender directamente. Eso sí, tendremos que esforzarnos en elaborar cuidadosamente una adecuada base de datos y encargar las llamadas a los empleados más hábiles y comunicativos, que sepan captar rápidamente las necesidades de las personas que se encuentran al otro lado de la línea y convencerlas de que disponen de la mejor solución para ellas.

Aunque el correo postal es otra fórmula que utilizan algunas empresas, hay que tener en cuenta que el porcentaje de respuesta en estos casos es muy pequeño. Además, es necesario adaptar y personalizar cada uno de los envíos para que tengan alguna posibilidad de que el receptor los tome en consideración. Sin embargo, puede ser un método adecuado si se trata de dar un primer paso que se conozca un negocio y, posteriormente, el proceso se completa con otro tipo de acción como una llamada telefónica.

Como no podía ser de otra forma, internet se ha convertido en otro de los principales canales de venta de cualquier empresa o negocio, y probablemente el más económico. Además, no solo por medio de las tiendas ‘on line’ sino también de múltiples posibilidades de actuación, como el envío de mails, la comunicación de ofertas y promociones, y el uso de las redes sociales. Estas fórmulas pueden servir para captar nuevos clientes, pero también para fidelizar a los actuales, manteniéndoles informados de las novedades, así como de las últimas ofertas, utilizando para ello todo tipo de elementos que lo hacen más atractivos como datos, ilustraciones, fotografías, etc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *