gen_v

Anboto crea el asistente virtual que arrasa en Silicon Valley

Imagínese que existe el empleado perfecto. Alguien que está siempre disponible, con un conocimiento extraordinario, políglota y que se multiplica según las necesidades. Un trabajador capaz de solucionarle todas sus dudas. En definitiva, el empleado 10. Pues bien, según aseguran en la empresa Anboto ese empleado existe y se llama Anboto Virtual Vendor Gen V.

Lo más curioso de todo es que no es nadie de carne y hueso sino un asistente virtual creado por esta compañía vasca, que está arrasando en el campo de la atención al cliente online. Buena muestra de ese éxito es su porfolio de clientes, que incluye nombres como Vueling, Eroski, BBVA, Banco Santander o la consultora PwC.

Anboto también está en contacto con gigantes del comercio electrónico como eBay o GAP para llevar su tecnología a la atención al cliente online de estas empresas. Pero la prueba definitiva del auge de esta compañía fue su reconocimiento en 2010 como la starp-up más prometedora del mundo. Un logro que abrió las puertas de Silicon Valley a esta empresa con sede en Erandio (Vizcaya).

La sencillez la clave del éxito

La clave de todo está en la tecnología que utiliza Anboto que es sencilla de entender para cualquiera que haya tratado de comprar por Internet en alguna ocasión. El usuario habitual sabe que a la hora de las dudas y problemas las opciones de ayuda por parte de la página de comercio electrónico son limitadas, mecánicas y enormemente tediosas, lo que lleva a que muchas compras se pierdan antes de llevarse a cabo. Para solucionarlo, el asistente virtual que ha puesto en marcha esta pyme vizcaína hace posible que el usuario y el ordenador dialoguen de manera natural y libre. De hecho, la página web simula el lenguaje humano, por escrito o por reconocimiento de voz, e interactúa con el cliente. “Es como hablar con un empleado de, por ejemplo, una agencia de viajes. En lenguaje escrito tenemos 600.000 conceptos, ya que no se trabaja solo con palabras”, explican en la empresa.

Y es en el trabajo con conceptos donde radica la gran diferencia entre la tecnología de Anboto y la del resto de competidores. Gracias a este sistema, el asistente virtual es capaz de entender conceptos y expresiones (en vez de palabras), que van más allá de las definiciones exactas que coinciden con los rígidos registros de cualquier base de datos. Esta tecnología diferencial ha servido también a la empresa para crear servicios específicos para banca, aerolíneas, salud o tiendas de comercio electrónico.

El principal responsable de este milagro es el getxotarra Xavier Uribe- Etxebarria, un ingeniero de la Universidad de Deusto que estuvo trabajando durante años en un proyecto de traducción automática. Tras su paso por Estados Unidos, donde se acabó de formar en la Harvard Business School, Xavier vio la necesidad de dar un giro a su trabajo, y así surgió Anboto. Desde luego, dio en el blanco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *