millones_digitalizacion

5,6 millones de euros para ayudar a la digitalización de pymes y autónomos

Todo el mundo lo tiene claro, para aumentar la competitividad de las empresas es fundamental su digitalización. Con este objetivo la Cámara de Comercio de España ha anunciado que durante 2017 se vuelve a apostar por ayudar a autónomos y pymes con este reto. En la edición de este año, el programa TIC Cámaras cuenta con 5,6 millones que están destinados a financiar los proyectos de 1.000 pymes, micropymes y autónomos.

Este programa, que es todavía un resquicio de los famosos Fondos FEDER de la Unión Europea, consta de dos fases para los candidatos interesados.  Pero en contra de lo que ocurría hace años o todavía hoy con otras ayudas públicas, aquí el proceso es algo diferente.

En lugar de ser la empresa la que presenta un proyecto de digitalización y luego los técnicos valoran si dan o no el dinero solicitado, TIC Cámaras está estructurado en dos procesos.

En un primer momento, los expertos de las Cámaras de Comercio analizan el punto de partida digital en el que se encuentran los candidatos a las ayudas. También comparan la posición de la empresa en relación al sector de actividad y al grado de digitalización de sus competidores.

Con este análisis técnico en la mano, se procede a diseñar y valorar las soluciones que se consideren más necesarias para el avance tecnológico de la pyme o autónomo interesado.

Las ayudas pueden llegar a financiar directamente entre el 50% y el 85% de la inversión necesaria. La cuantía final varía según la comunidad autónoma en la que se registre la ayuda. En cualquier caso, hay un tope máximo de 7.000 euros por empresa.

En la información oficial facilitada por las Cámaras de Comercio no hay una descripción concreta del perfil de empresa o emprendedor que puede acudir a este programa, pero analizando las 3.600 empresas que ya se han beneficiado de él en años anteriores, se sabe que un 48% tienen de 2 a 9 empleados y el 32% son autónomos o pymes con un empleado.

El patrón más común de sus necesidades está localizado en web desactualizadas o inexistentes por un lado o en la ausencia o mal estado de plataformas de comercio electrónico. Las carencias en la implantación y gestión de redes sociales también son un plus para convertirse en destinataria de estas ayudas.

Dentro de ese contexto, el programa define unos conceptos susceptibles de ser financiados enmarcados en diferentes categorías:

  • Herramientas de productividad en la nube: ERP, CRM (sistema de gestión de clientes), TPV, loT, Big Data, realidad virtual,…
  • Comercio electrónico: web, tienda online, pasarela de pagos, facturación electrónica, firma digital…
  • Marketing digital: posicionamiento web, email marketing, social media marketing, aplicaciones móviles…

 

Tras la implantación de las nuevas tecnologías, el programa incluye un seguimiento de la ejecución del proyecto y del uso de las novedades implantadas que realizará el personal de la Cámara de Comercio.

En paralelo al programa de ayudas, está previsto “un conjunto de acciones de sensibilización para lograr que la cultura TIC arraigue entre el tejido productivo español, especialmente entre las empresas de menor dimensión”, según explican desde el organismo.

Para ampliar esta información es necesario rellenar un cuestionario personalizado en la web del programa accesible desde aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *