El 50% de los concursos de acreedores, protagonizados por micropymes

Noticias, Riesgo comercial

El Registro de Economistas Forenses publica un año más su Atlas Concursal, que expone los últimos datos recogidos en materia de insolvencia, relativos al ejercicio 2017 y parte del 2018

 

Por segundo año, el Registro de Economistas Forenses (Refor), dependiente del Consejo General de Economistas de España, ha publicado su Atlas Concursal. En él se han expuesto los últimos datos, recogidos en 2017, sobre las principales variables relacionadas con la insolvencia en España: concursos de acreedores, mediaciones, refinanciaciones, segunda oportunidad, pagos del Fogasa… Una serie de procesos protagonizados de forma mayoritaria por las micropymes, que registran más del 50% del total de concursos registrados

Datos de concursos de acreedores en micropymes y pymes Atlas 2018

Según sus resultados, se mantiene la tendencia de disminución en el número de concursos de personas jurídicas y de aumento en los casos de personas físicas. Estos últimos han sido propiciados, en gran medida, por el procedimiento de segunda oportunidad. De hecho, desde que entrase en vigor la Ley que regula este mecanismo en 2015 y hasta 2017 se han incrementado un 60% el número de concursos de acreedores de personas físicas, que han pasado de 649 a 1.036. Representaron en este último año un 25,3% del total de concursos registrados.

Esta misma tendencia se mantiene durante el primer semestre de 2018, en el que han aumentado un 6,4%. Mientras, los concursos de acreedores de empresas disminuyeron un 2,2%, según datos acumulados del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

concursos_de_acreedores_en_micropymes_y_pymes_crédito

 

Propuestas de mejora del Atlas Concursal 2018

Entre las conclusiones y propuestas que los expertos del Refor incluyen en su Atlas Concursal 2018, se encuentran las siguientes:

Diferenciación entre pymes y micropymes

El legislador debería tener en cuenta la particularidad de pymes y micropymes en el ámbito concursal por su peso en nuestro tejido empresarial, de manera que se contemplen en la próxima reforma concursal. Tanto a nivel de Directiva Europea como nacional, se necesitan mecanismos específicos que se ajusten a las diferencias entre autónomos, micropymes, pequeñas, medianas y grandes empresas.

Las cifras de concursos de empresas en nuestro país siguen siendo bajas

En 2016 España se convirtió en uno de los países de la UE en el que se produjeron los mayores descensos en el número de concursos (-20%). Sin embargo, en 2017 la tendencia cambia y se registra una disminución menos acusada, de un -4,7%. Según el estudio, esto podría estar causado por un conjunto de variables. La primera, como efecto de la reforma concursal que se dio entre 2014 y 2015. También, por un mayor conocimiento del procedimiento concursal por parte de los empresarios.Por otra parte, la percepción del estigma concursal fue menos acusada, si bien todavía persiste, a lo que se suman posibles vencimientos de las refinanciaciones y operaciones financieras de crédito. Además de una pequeña mejora de la economía sumergida, que anteriormente no computaba las cifras concursales oficiales. En cualquier caso, las cifras de concursos de empresas en nuestro país siguen siendo bajas en relación con el resto de países europeos analizados: España registró unos 4.000 en 2017 frente a los más de 55.000 de Francia; los 20.000 de Alemania; los 17.000 de Reino Unido; los 13.000 de Italia; o los más de 6.000 de Portugal. Algo parecido ocurre atendiendo a los concursos de personas físicas: frente a los algo más de 1.000 de España están los 100.000 de Alemania y los 40.000 de Francia.

Acuerdos de refinanciación homologados

El decrecimiento en los acuerdos de refinanciación homologados, que fue del 4% en 2016, se intensifica en 2017 al incrementarse su caída un 24%. Limar formalidades, que el crédito público esté incluido (al menos para las pymes) y simplificar el procedimiento podría estimular su mayor utilización por parte de las empresas.

Mejora en los datos del Fogasa

Los pagos del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en empresas han disminuido un 38,27%. Si calculamos la ratio que compara este dato con el número de concursos de acreedores en dichos meses, observamos que representa un 1,69%. En datos acumulados hasta diciembre 2017, las cifras están experimentando una mejora en 2017 con respecto a 2016. No obstante, esta ratio superior a 1 indica la existencia de una economía sumergida de insolvencias que no se vehiculan a través del concurso de acreedores. Según los autores del estudio, la reforma concursal debería facilitar la resolución de las insolvencias por la vía concursal y evitar cierres en economía sumergida. “El Fogasa no recupera todos los créditos en los que subroga, lo que supone un coste económico indudable y una ineficiencia económica del sistema concursal”, comentan.

Last modified: 29/10/2018