3 destinos recomendados para las exportaciones españolas en el África subsahariana

En 2014, la inversión extranjera directa (IED) apenas aumentó un 1% a nivel global… pero el continente africano este indicador ascendió el año pasado un 65% (hasta alcanzar la cifra aproximada de 78.200 millones de euros). Así mismo, también superó en 2014 el promedio mundial de crecimiento del PIB (5% africano frente al 1,5%).

 

Estos datos confirman a África (sobre todo al África subsahariana, que concentró 3/4 partes de la inversión extranjera) como un espacio emergente y un buen destino para las exportaciones españolas: según DataInvex, la inversión bruta de nuestras empresas en la zona ascendieron a 168 millones de euros a lo largo del año pasado (72 millones más que en 2013).

 

España es a día de hoy el primer exportador a Marruecos y el 2º a Guinea Ecuatorial. Pero… ¿qué otros países pueden merecer la atención de las empresas españolas en este continente de 54 países radicados en su mayoría a 4-5 horas en avión de España, y que comparten nuestro mismo huso horario?

 

Sudáfrica

 

Sudáfrica constituye el motor económico del sur del continente, lo que unidos a su PIB per cápita (muy por encima de la media continental) y a sus datos de crecimiento, llevaron al país en 2011 a ingresar en el grupo de los BRICS. El país es, así mismo, la puerta de entrada a un mercado de 250 millones de habitantes: el formado por los miembros de la Comunidad de Desarrollo de África Austral.

 

El año pasado, la Cámara de Comercio de Zaragoza acogió el evento ‘Doing Business in South Africa’, con la presencia de la embajadora de Sudáfrica en España, que destacó que el suyo era un país “con un alto crecimiento económico y abierto a nuevos negocios […] los sectores en los que hay más desarrollo en Sudáfrica son el automóvil, la tecnología, la minería, alimentación y energías renovables, entre otros”.

 

Junto con Botsuana, Sudáfrica es el país con menor riesgo de impago del continente, prácticamente en niveles españoles. Ese y otros factores posiblemente hayan influido en el hecho de que España sea el primer país en inversión bruta en Sudáfrica; y en que durante 2013, el mayor avance mundial exportador de nuestro país se produjo en la patria de Mandela, con un 56% interanual.

Nigeria

 

Nigeria constituye el país más poblado del continente, y en 2014 su PIB de 510.000 millones de dólares la convirtió en la primera economía del continente, desbancando de ese puesto a Sudáfrica.

 

Su condición de primer productor de petróleo del continente, su pujante industria audiovisual (la conocida como ‘Nollywood’) y las inversiones en telecomunicaciones estarían detrás del avance de la economía nigeriana, que no ha podido frenar ni siquiera la amenaza del grupo terrorista Boko Haram.

 

Por desgracia, su grado de libertad económica es limitado (puesto 26 entre los 46 países de la región), si bien ha realizado mejoras recientes en lo relativo a la protección de inversiones y obtención de crédito.

Angola

 

Tras 27 años de guerra civil, a día de hoy Angola es un país estable en lo político y abierto al comercio exterior que se ha convertido en un foco económico de relevancia continental gracias a sus reservas de hidrocarburos y diamantes, y a sus perspectivas de crecimiento. Además, los proyectos pendientes de reconstrucción y desarrollo de infraestructuras suponen una clara oportunidad para las exportaciones españolas.

 

Su pujante clase media cubre con importaciones gran parte de sus bienes de consumo, su empresariado está bien informado sobre la realidad económica española, y la similitud lingüística (la lengua oficial es el portugués) facilita los contactos comerciales.

 

Una curiosidad: su capital, Luanda, es la ciudad más cara del mundo para aquellos que viven fuera de su país por razones de trabajo.

Last modified: 24/09/2015