uncomo

La startup Uncomo demuestra que la democratización del conocimiento es rentable

A la mayoría, el concepto de Demand Media no les sonara demasiado. Pero conviene saber que estamos ante una tendencia que está causando furor en Estados Unidos. Se puede resumir diciendo que se trata de la automatización de los contenidos que se editarán en una publicación, normalmente en Internet. En otras palabras: si lo habitual es que un director o un editor decidan los artículos que se publican en un medio, con una web que se basa en el método de trabajo Demand Media, esta labor la realizará una máquina. En concreto, será un algoritmo que se encargará de detectar los temas que generan más atención (más tráfico), y decidirá sobre lo que hay que escribir.

Para dar con esos artículos de interés, el algoritmo se fijará en lo que se comenta en redes sociales y en las palabras más solicitadas en los buscadores. Todo ello, lo pasará por el filtro del precio que se paga por publicidad asociada al tema en sistemas automáticos tipo AdSense. Y así ofrecerá el contenido que tendrá mayor potencial de tráfico y de rentabilidad publicitaria. Estos artículos serán elaborados por editores freelance, que cobrarán un precio dependiendo de los ingresos que se obtengan por publicidad y por visitas a las páginas.

Los pioneros en importar este concepto a España han sido dos jóvenes emprendedores llamados Albert Ribera y Ferrán Bonàs, que en octubre de 2011 lanzaron el proyecto empresarial Link To Media, desde la aceleradora empresarial SeedRocket. “La empresa tiene dos patas. La primera es la explotación de sus propias webs vía publicidad: Uncomo.com y Uncome.it. La otra pata es la venta de contenido a terceros. Este contenido se puede publicar en la página del cliente, en nuestras webs (la publicidad para ellos), o en las dos. Todo el contenido se crea analizando redes sociales y buscadores para saber qué títulos de artículos funcionarán mejor y captarán más tráfico”, explica Ribera.

Salto al exterior

Con menos de un año de vida, los números avalan la idea de Uncomo. El proyecto reúne a casi 50.000 seguidores y fans en redes sociales. Estos leen y comparten los más de 10.000 artículos que han elaborado sus expertos, de los cuales un 30% están disponibles en formato vídeo. “Tenemos una lista de 120 expertos que elaboran cada una de las temáticas. Estos colaboradores crean contenido para nuestras páginas y también para los clientes y cobran por cada artículo. Es un modelo que negocio que busca democratizar el conocimiento, que todo el mundo pueda ganar dinero escribiendo de lo que sabe”, añade Ribera.

El último logro de estos dos emprendedores ha sido la entrada de inversores privados en el proyecto, que han aportado 200.000 euros para cubrir los costes de internacionalización de esta startup en Italia y Brasil, además de apoyar el crecimiento de las páginas de contenidos en castellano. Entres estos inversores se encuentran Javier Cebrián (Bonsai VC), Jesús Monleón (Offerum), Javier Llorente (Grupo Intercom), Osborne Clarke y Oscar Grifols, que se suman a un crédito del ICF (Institut Català de Finances). “Queremos crecer fuera. Pero también nos gustaría que uncomo.com consiguiera más escritores, artículos y en consecuencia más visitas. Queremos que sea nuestra carta de presentación”, concluye este licenciado en pedagogía al que no le ha importado cambiar de materia para poner en marcha su aventura empresarial.